• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Desabastecimiento y precios exorbitantes afectan a consumidores

Hasta ocho locales recorren los consuidores para conseguir el producto | Foto: Alexandra Blanco / El Nacional

Hasta ocho locales recorren los consuidores para conseguir el producto | Foto: Alexandra Blanco / El Nacional

Alimentos y productos regulados no han tenido un despacho regular desde antes de la temporada vacacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El desabastecimiento en supermercados junto al fuerte incremento de los precios son unas de las preocupaciones que albergan los comerciantes de la isla de Margarita, situación que se agrava con la asignación insuficiente de divisas por parte del Ejecutivo al estado Nueva Esparta.

Teodoro Bellorín, presidente de la Cámara de Comercio, Puerto Libre y Producción, dijo que la escasez alcanza no solamente los productos nacionales sino también los importados que representaban una alternativa para cubrir las necesidades de los residentes.

Indicó que después de que concluyó la temporada vacacional comenzó a notarse la ausencia de productos, así como anaqueles vacíos en las principales cadenas de supermercados.

“Lógicamente, al incrementarse el consumo se reducen los inventarios en los abastos y supermercados”, dijo Bellorín.

Casi la mitad de los productos. El gerente de un supermercado aseguró que alrededor de 40% de los rubros de primera necesidad se encuentran desaparecidos de anaqueles y refrigeradores de los establecimientos.

Entre los artículos de consumo masivo que llevan meses sin despacho regular, mencionó pollo, harina precocida de maíz, de trigo, cereales para niños, pastas de trigo, margarina, leche en polvo y líquida, jugos envasados de frutas, lavaplatos, crema dental, papel higiénico y jabón para aseo personal.

El gerente, que prefirió mantener su identidad en reserva, destacó que más allá de la escasez están los altos precios de algunos de esos productos cuando aparecen esporádicamente en esos locales.

“Además de resignarse a hacer largas colas, pagan sin chistar los precios que les asignan a los productos de consumo masivo”, explicó.

Agregó que deben recurrir a diferentes estrategias para disimular el vacío en los anaqueles y comienzan con la colocación de productos con mayor existencia, en sustitución de los que llevan varios meses sin ser despachados.