• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Deportistas limitan sus entrenamientos en Caracas por inseguridad

Corredores han protagonizado protestas contra el hampa

Corredores han protagonizado protestas contra el hampa

Personas han dejado de frecuentar el Parque del Este y el Ávila por robos y hurtos que se han registrado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Caracas tiene las rutas de subidas y falsos planos que cualquier corredor o ciclista desearía incluir en sus rutinas de entrenamiento. Sin embargo, la inseguridad ha hecho que muchos deportistas limiten sus entrenamientos para no ser parte de las estadísticas de criminalidad. Evitar usar accesorios de lujo o los relojes que les indican los kilómetros recorridos y las calorías quemadas, ejercitarse en grupo y no frecuentar algunas zonas, son parte de las medidas de seguridad que han tomado para protegerse. 

El doble asesinato de los ciclistas Gustavo Giménez y Luis Daniel Gómez, ocurrido el 5 de abril cerca del cortafuegos del Ávila, y el caso de Rocío Marchena, reconocida maratonista que abandonó el deporte después de ser secuestrada en La Lagunita en septiembre de 2012 han sido recordados en los últimos días por algunos usuarios del Parque Generalísimo Francisco de Miranda que piensan en dejar de ir a ese lugar a ejercitarse luego de los robos continuos en el espacio público.

El entrenador Mikahail Rodríguez, que ha visto cómo algunas personas han dejado de correr en el parque debido a la inseguridad, tiene identificadas las modalidades de robos y hurtos que se registran en el área: “Hay motorizados que operan en parejas, mientras uno se queda afuera esperando, otro entra para robar a los deportistas. Los usuarios que tienen motos las paran afuera con temor porque han hurtado varias aquí, eso sin contar los casos de automóviles que son abiertos en los estacionamientos norte y sur”, expresó.

Cinco hurtos en un día. El sábado 8 de marzo los vehículos de cinco personas fueron abiertos mientras entrenaban en el Parque del Este. De los carros se llevaron prendas de vestir, zapatos y otros artículos deportivos. Roberto Golding fue uno de los afectados: “Eso ocurrió entre las 7:00 y 8:00 am. Terminé de entrenar, dejé la muda de ropa en mi automóvil y crucé a Parque Cristal a hacer una diligencia. Cuando regresé me percaté de lo que ocurrió”.

Los usuarios que frecuentan el Parque del Este insisten en que los robos y hurtos allí son de vieja data. Sin embargo, advierten que en los últimos meses los delitos se han hecho más comunes.

Raquel Scharffernorth, miembro del comité de usuarios del parque, dijo que aun cuando desde la semana pasada se incrementó la presencia de la Guardia Nacional Bolivariana para custodiar el área están en desacuerdo con que los efectivos estén allí con armas largas.

“El arma de los guardias debe ser su entrenamiento y un radio. No entendemos por qué a un ratero lo deben someter con un fal. Necesitamos personal de vigilancia para que hagan recorridos a pie y con actitud de vigilancia porque los ladrones abordan a los usuarios en las zonas menos transitadas y en los matorrales”, precisó Scharffernorth, quien considera que se debe establecer una coordinación de rutas de vigilancia entre la GNB y personal de Inparques.

Las policías municipales no tienen registros de denuncias por robos en las áreas donde las personas se ejercitan al aire libre. Los casos de algunos delitos se conocen de boca en boca entre los deportistas o a través de los mensajes que algunos afectados han compartido en las redes sociales. El director de Polisucre, comisario Manuel Furelos, explicó que por ley los parques nacionales tienen son resguardados por la Guardia Nacional, por ello las alcaldías solo tienen competencia en la parte externa y en la periferia.