• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Denuncian vicios en ingresos y expulsiones de residencias

Denuncian vicios en ingresos  y expulsiones de residencias

A un año de su inauguración las residencias estudiantiles de la Alcaldía de Caracas presentan graves fallas de infraestructura | Foto Omar Véliz

Estudiantes señalan que los criterios de ingreso al edificio Los Andes responden a conveniencias 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La residencia estudiantil Livia Gouverneur nació para facilitar el proceso educativos de jóvenes de bajos recursos. Residentes denuncian que los sistemas de ingresos y expulsiones se han visto viciados. Hasta ahora 10 estudiantes han sido expulsados de las instalaciones.

Yineli Gallardo cursa Educación Integral en la Unefa. Su familia vive en Cúa, estado Miranda. En marzo fue expulsada de la residencia. Al volver de vacaciones sus compañeras y los dirigentes de las Brigadas Residenciales Estudiantiles le dijeron que no podía quedarse más en la habitación. La acusaban, sin pruebas según ella, de ser ladrona.

“Nunca me dieron una comunicación. Todo me lo dijeron de forma presencial y no me dieron tiempo de defenderme. Querían que me fuera a mi casa y ya era de noche. Unas compañeras intercedieron por mí”, cuenta la joven.

Eliana Feliz es el caso de expulsión más reciente. El jueves 26 de junio debió abandonar el edificio y el jueves siguiente se encadenó a las puertas de la residencia. “Cuando empecé a manifestar mis inquietudes con respecto a las BRE y a la forma en que manejaban la residencia, me convertí en el ojo del huracán”. 


Estatutos. El Reglamento de Organización y Funcionamiento del Complejo Residencial Estudiantil Temporal Livia Gouveneur establece faltas leves, graves y gravísimas. En cualquier caso, el procedimiento disciplinario comienza con la notificación de la infracción y, si es necesario, la apertura de un acta en la que se plasme la investigación. Al tercer día de ser notificados, los estudiantes deben comparecer ante una audiencia con el coordinador de la residencia y ejercer su legítima defensa.

Feliz y Gallardo aseguran que nada de eso aplicó para ellas. Sobre el proceso de adjudicación de cupos, Feliz advierte que los requisitos han cambiado. “Los criterios dejaron de ser el lugar donde vivieran los estudiantes o sus posibilidades económicas, sino que simpatizaran con las ideologías y ciertas conveniencias de las BRE”.

Un estudiante que conversó con El Nacional -y que prefirió resguardar su nombre- admitió que no pasó por el proceso de entrevistas con el trabajador social ni con el psicólogo y aún así le asignaron una habitación en el antiguo edificio Los Andes.

Además de esas entrevistas, el reglamento residencial estipula un tabulador con puntajes. Entre los criterios de selección están condiciones socieconómicas no favorables, participación en el proceso organizativo de las Brigadas Residenciales Estudiantiles, tiempo de traslado al centro de estudio y eficiencia en el rendimiento académico. También incluye la variable académica política. Los estudios en misiones gubernamentales, por ejemplo, aportan hasta tres puntos. “Han llegado estudiantes llorando a las puertas de la residencia porque no tienen donde dormir y no los han tomado en cuenta”, cuenta el estudiante.