• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Denuncian desvío de recursos del PAE a 22 escuelas "fantasmas"

Acusan a la Zona Educativa 23 de corrupción por asignaciones otorgadas en los últimos tres años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una comisión especial del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional se trasladó desde Caracas hasta Delta Amacuro para investigar el presunto desvío del presupuesto del Programa de Alimentación Escolar hacia 22 escuelas “fantasmas” que figuran en las asignaciones de los últimos tres años.

El profesor Zoilo Sarabia consignó los soportes sobre sus denuncias ante representantes del Sebin. “Sumas mil millonarias desparecieron a través de instituciones educativas inexistentes en una operación en la que no hay duda de la participación de funcionarios del Ministerio de Educación de Delta Amacuro, que se han enriquecido escandalosamente bajo la mirada indiferente de autoridades competentes”, aseguró el funcionario, que ha sido gobernador encargado de esa entidad en dos oportunidades.

Sarabia recordó que la gobernadora Lizeta Hernández se ha sumado desde hace algunos días a los reclamos que él viene realizando: “Ha hecho llamados para que se investigue hasta las últimas consecuencias”.

El docente pide que se aplique justicia ante los hechos de corrupción que surgieron desde la Zona Educativa 23 de Delta Amacuro.

“Es un hecho que la comisión especial del Sebin ha encontrado, hasta ahora, 22 escuelas fantasmas que figuran en las asignaciones de los 3 últimos años”, aseguró.


Fraude. El profesor denunció también el sobreprecio con que se pagaban los alimentos. “Las sumas reflejan pagos por tres veces su valor real. Por ejemplo, el kilo pollo a 150 bolívares, el de carne a 180. Los alimentos para todas las escuelas de Delta Amacuro fueron adquiridos con precios por encima de las regulaciones del momento. Eran traídos de la red Mercal de Maturín, fueron desembolsados y vueltos a empacar para poder facturarlos con esos precios”, indicó Sarabia.

Como parte del fraude los responsables habrían conseguido gran cantidad de combustible subsidiado por Pdvsa-Monagas para trasladar los alimentos al Bajo Delta.

“Los llevaban hasta San José de Amacuro, luego les vendían los alimentos y el combustible a guyaneses y les cobraban en dólares”, afirmó Sarabia.

Las denuncias han sido interpuestas ante Héctor Rodríguez, ministro de Educación, y del presidente Nicolás Maduro.