• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Lluvia favorece criaderos de patas blancas

El mosquito Aedes Aegypti que provoca el dengue / AP

El mosquito Aedes Aegypti que provoca el dengue / AP

Advierten que el zancudo transmisor del dengue prolifera en los lugares donde se empoza el agua

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El inicio de la temporada de lluvias abona el terreno para que se multiplique el zancudo patas blancas, transmisor del dengue. Los pozos de agua son aprovechados por el Aedes aegypti para reproducirse, aumentando las probabilidades de adquirir la enfermedad, que hasta el 20 de abril había infectado a 16.643 personas en el país.

El epidemiólogo Alejandro Rísquez recuerda que cada envase, por minúsculo que sea, puede ser un criadero ideal del mosquito transmisor del dengue. Por ello, recomendó al Ministerio de Salud y a las personas en sus casas incrementar las medidas de prevención para evitar su proliferación.

“Con la llegada de las lluvias habrá más dengue porque se incrementa la cantidad de vectores y las condiciones son propicias para su cría. El dengue es la enfermedad transmitida por vectores con mayor número de casos registrados históricamente en el mundo y la que registra mayor rapidez de propagación. Todos en la casa deben evitar ser picados, para lo cual deben usar sábanas y mosquiteros para dormir”, dijo.

Un grupo de estudiantes de la Escuela de Medicina Razetti de la Universidad Central de Venezuela también aseveró que sólo con el control del Aedes aegypti se puede frenar el incremento de los casos de la enfermedad.

“Hay que emplear métodos de barrera, como las mallas metálicas en las ventanas, el uso de ropa de algodón y de repelentes contra insectos”, señalaron.

Rísquez indicó además que hace falta la limpieza de cunetas, alcantarillas, quebradas y otros drenajes para controlar al vector. Recordó que en 2013 se han registrado cifras por encima de las reportadas antes del inicio de la temporada lluviosa el año anterior.

El epidemiólogo dijo que el Ministerio de Salud debe añadir abate a los estanques para eliminar las larvas del mosquito y realizar fumigaciones en áreas en las que se detecten grandes concentraciones del zancudo. Adicionalmente recomendó hacer el control de vectores también en las calles y avenidas en las que los drenajes están obstruidos.   

Denunció que en la Cota Mil las cunetas y desagües están llenos de basura, lo que facilita la formación de lagunas en las que el patas blancas deja sus larvas.


La reproducción. Cada hembra del zancudo Aedes aegypti puede poner cerca de 100 huevos, que deposita en recipientes con agua limpia. Esos huevos se transforman en larvas que un día después de su nacimiento están en capacidad de procrear. La hembra del zancudo es la que puede contagiar la enfermedad al picar a una persona enferma y luego a una sana. Incuba el virus en su estómago y lo transporta en su saliva.

“En 1 o 2 semanas aparecerán los nuevos mosquitos. Por eso, una vez iniciada la temporada lluviosa sube la posibilidad de padecer dengue”, señala Rísquez.

En Venezuela circulan los cuatro serotipos de dengue. Cuando una persona es infectada por alguno de ellos, queda inmunizado contra el serotipo, pero sigue expuesta a los otros tres, que además puede convertirse en dengue hemorrágico, conocido también como dengue grave.

De acuerdo con el Boletín Epidemiológico número 16 del Ministerio de Salud, hasta el 20 de abril se registraron 430 casos de dengue grave. Ninguno de los boletines del ministerio informa sobre la cantidad de decesos por causa de la enfermedad. 


Otros riesgos

La infectóloga Carolina Redondo advirtió que con las lluvias no sólo se incrementan los casos de dengue sino que también se potencian las probabilidades de padecer alguna enfermedad hídrica, producida por la ingesta de agua contaminada o algún tipo de patología respiratoria.

“El cambio de las condiciones climáticas favorece la aparición de rinovirus y otras enfermedades respiratorias. También se disparan las enfermedades hídricas como las diarreas, a la que la gente se refiere sencillamente como 'mayo'", señaló.

La experta indicó que es necesario extremar las medidas sanitarias en cuanto a la manipulación del agua. También recomendó la aplicación de vacunas contra la influenza estacional.

Antes del inicio de la temporada lluviosa, en la 16° semana epidemiológica, el Ministerio de Salud indicó que se registraron 37.219 casos de diarreas en el país. Fue la segunda causa de consultas a centros de salud de ese período, antecedida por las infecciones respiratorias agudas que sumaron 147.996 casos. Entre el 1° de enero y el 20 de abril de 2013 hubo 564.204 reportes de de diarrea.