• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Roban comida de escuelas en Falcón y la venden a negocios

Delincuentes robaron toda la comida del mes de junio

Delincuentes robaron toda la comida del mes de junio

Trabajadores denuncian que hasta ahora no hay ningún privado de libertad por los hechos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El director de la Escuela Técnica Industrial Robinsoniana (ETIR) en Coro, el profesor Isaac Petit, denunció que los delincuentes que agarraron la semana pasada robando la comida de la matrícula de esa escuela, ya los pusieron en libertad con trabajos comunitarios como beneficio:"La comunidad se siente estafada por el nulo apoyo de la justicia venezolana”.

Petit informó que este lunes llegaron a la ETIR Coro“comprobamos que volvieron a robar lo que quedaba, 21 pollos y otra comida, pero ya sabemos que al que agarraron infraganti por colaboración de la comunidad no duró ni 48 horas detenido. Entonces, ¿qué estamos haciendo? Nosotros nos arriesgamos denunciando a los malandros y la justicia los suelta y les pone trabajos comunitarios. Ahora nos volvieron a robar y los vecinos están nerviosos por si el malandro los agrede por la denuncia”.

Destacó el Director que en la Zona Educativa del estado Falcón tendrán una videoconferencia en la que participarán autoridades nacionales. Allí se discutirán las medidas a seguir para el próximo agosto que serán las vacaciones del personal académico y de los estudiantes. Buscan alternativas de custodia con las escuelas que se quedan solas en este período.

“Pero qué hacemos con buscar alternativas de vigilancia si cuando nos roban los malandros no duran ni 48 horas presos. Claro, se sienten con la potestad de seguir robando porque saben que no les van a hacer nada”, comentó Petit.

En un recorrido realizado por el equipo de prensa en las cinco instituciones educativas que robaron la comida de todo el mes de junio, de las matrículas la semana pasada se pudo conocer que las autoridades no habían dado información de alguna persona detenida, a pesar que la comida robada es vendida por bodegas aledañas a las escuelas asaltadas.

Fuente: Efecto cocuyo