• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Cruz Mario Zambrano: El conocimiento del destilado por todo el país

Cruz Mario Zambrano, embajador de Grant’s para Venezuela / Foto cortesía Grupo Open Mind

Cruz Mario Zambrano, embajador de Grant’s para Venezuela / Foto cortesía Grupo Open Mind

Recorren sus respectivos países de punta a punta, a fin de ayudar a los más entusiastas a entender de donde viene cada uno de los sabores del mejor whisky y cómo disfrutarlos al máximo. Ser embajador de Grant’s, además de conllevar una responsabilidad de educar a los consumidores, implica entusiasmo, amor y pasión como forma de vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ser el embajador local de una marca como Grant’s está muy cerca de ser el trabajo ideal. Efectivamente, tiene grandesbeneficios, adentrarse en el mundo de los destilados y conocer sus secretos mejor guardados. Pero detrás de este trabajo hay un compromiso mayor: llevar estos conocimientos a cada rincón de Venezuela e inspirar a la gente con la increíble historia de una empresa familiar que se ha consolidado mundialmente desde hace más de un siglo, como una de las mejores del rubro de escoceses.

Todo empezó hace un par de años, cuando luego de contar con experiencias similares en otros países alrededor del mundo, la destilería William Grant & Sons decidió escoger un embajador para Venezuela. Cruz Mario Zambrano, tachirense, licenciado en Estudios Internacionales con un Master en Políticas Públicas, y dedicado toda su vida a la vida diplomática, fue seleccionado como el representante de la familia Grant’s en Venezuela.

Su misión, es muy similar a la que llevó a cabo en 1887, el pionero de las travesías de Grant’s, Charles Gordon, y a la que adelanta desde 2009 el primer Embajador Global de la historia, Ludo Ducrocq. Para Zambrano, “el aprendizaje y el entusiasmo son inmensos, además de ser una increíble oportunidad para explorar un mundo tan particular como el del whisky. No es difícil ser Embajador de una empresa con los valores, el equipo, la tradición y con la trayectoria de William Grant & Sons, más aun considerando que todos sus productos han sido reconocidos mundialmente por los conocedores y disfrutado en más de 180 países”.

El embajador de la marca Grant’s en Venezuela, explica que “nuestro país está totalmente enamorado del whisky blended 12 años, y queremos llevar la pasión de Grant’s a cada rincón de Venezuela, para que los amantes del whisky descubran su complejidad, sus notas tibias y frutales, su toque de especias, su tacto sedoso, ahumado y que compartan esa experiencia con nosotros”.

Amor, pasión y familiaridad a la venezolana

Al ser consultado cerca de la popularidad del whisky en el país, Zambrano afirma que “forma parte de nuestra cultura. ¡Nos encanta! Sirves un whisky para celebrar entre amigos y con la familia. Incluso en una la cena, donde el vino se ha popularizado, el scotch siempre está ahí. Se ha ganado el título de la bebida nacional, es definitivamente nuestra bebida favorita”.

Zambrano explica que la historia de amor de los venezolanos con el whisky se remonta a 1939 cuando llegó el primer embarque de Aqua Vitae -agua de vida- al puerto de Maracaibo. “En el occidente del país se habían establecido compañías petroleras inglesas y holandesas, para explotar las vastas reservas de petróleo de la región. El whisky realmente llegó a Venezuela para saciar la sed de los extranjeros que trabajaban bajo el calor local. En ese entonces, los más adinerados del país adoptaron al escocés como su bebida favorita. No sería sino hasta la década de los 70s cuando la mayoría de venezolanos decidieron que el whisky sería su bebida preferida, desplazando al popular ron.

“Detrás de cada botella de Grant’s 12 años hay una tradición familiar de cinco generaciones y seis maestros mezcladores, que ofrecen una bebida con sabor inconfundible, suave, dulce y acaramelado. Hecho con los mejores granos de cebada de Escocia, es un whisky apreciado por conocedores y aficionados”. Zambrano asegura que su éxito se refleja en las ventas superiores a las 54 millones de botellas y en el hecho de haber sido galardonado con más de 50 medallas y premios en los últimos 3 años.

“Una de mis más grandes afinidades con la marca es sin duda el amor por la familia”. Zambrano cuenta que viene de un hogar muy unido y en el que acostumbran a cuidarse y velar unos de otros “Grant’s me ha recibido como parte de la familia y eso es lo que quiero llevar a cada uno de los entusiastas del whisky, ese amor, esa pasión por un negocio familiar que ha dado como resultado una de las mejores marcas de whisky escocés del mundo o el mejor trago del valle, como lo deseara y lograra nuestro fundador”.  

Actualmente Zambrano vive en Caracas, donde se dedica a dar clases en la Escuela de Estudios Internacionales en la universidad donde se graduó, además de ser vocero y embajador de Grant’s, de la que está dispuesto a seguir aprendiendo y superarse cada día más con el trabajo realizado.