• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Cristino García: providencia 294 de Sundecop está fuera de la realidad económica del país

Cristino García, director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales (AVCH) | Captura Venevisión

Cristino García, director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales (AVCH) | Captura Venevisión

"Tenemos dos meses trabajando por debajo de nuestros costos. Más del 86% de los insumos, son importados, y nuestros proveedores también sufren las consecuencias de la crisis económica (…) Ninguna institución va a trabajar a pérdidas” aseveró García

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cristino García, director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales (AVCH), indicó que la providencia administrativa número 294, publicada el pasado 26 de junio, que estipula los precios y costos de servicios médicos en las clínicas privadas, es un “castigo” para el sector de la salud, pues aseguró que los precios “no obedecen con realidad económica del país”.

Durante una entrevista ofrecida a Venevisión, García explicó, “Los precios fijados en la providencia no obedecen a la estructura de costos del sector de la salud, simplemente fue un promedio matemático realizado a 63.000 facturas del año 2011, a la que se les aplicó un 20% de aumento (…) Cuando usted traslada esos costos al año 2013, hay una serie de factores de origen económico que inciden en la prestación del servicio”.

“El presidente Nicolás Maduro sabe que en el orden administrativo, cada clínica tiene una estructura de costos diferente. Por lo que dicha providencia es un castigo (…) Los precios estipulados no son ni siquiera risibles, son  precios que no obedecen con la realidad de este año”, enfatizó el director de la AVCH.

Inflación y devaluación

Asimismo, García cuestionó la regulación de precios, ya que aseveró que tanto la inflación y la devaluación afectan categóricamente el sector hospitalario, “No nos pueden dar precios en base a una lista de precios del año 2011 con aumento de 20%. El Banco Central de Venezuela (BCV), que no es ningún organismo terrorista, sostuvo que para el mes de mayo la inflación acumulada era de 19,6%, que el índice inflacionario por la devaluación de la moneda, está alrededor de un 40,6% (…) Cada una de esas alícuotas incide directamente en nuestra lista de costos”. 

“La situación es grave, es muy peligrosa, hay una imposibilidad de comprar desde el segundo semestre de 2013 (…) Tenemos dos meses trabajando por debajo de nuestros costos. Más del 86% de los insumos, son importados, y nuestros proveedores también sufren las consecuencias de la crisis económica y el proceso inflacionario (…) Ninguna institución va a trabajar a pérdidas”, afirmó García.

Igualmente, apuntó que la red de clínicas asociadas a la AVCH no tiene la capacidad para solventar la crisis hospitalaria que azota al país, “Sólo tenemos 7.600 camas en todo el territorio nacional, y con esa capacidad estamos atendiendo el 53% de la población (…) Nosotros no podemos sustituir al sistema público de salud, no podemos atender este volumen poblacional (…) Esta situación le puede costar la vida de cualquier ser humano”.

Excesos y fiscalización

“Nosotros no escondemos que pueden haber excesos. No estamos diciendo que no hayan personas que se excedan, pero el Estado venezolano, es el que tiene todos los mecanismos para fiscalizar, supervisar y regular. Al que se tenga que fiscalizar, multar y cerrar, que lo cierren, pero con el derecho por delante, con fiscalizaciones proactivas no punitivas”.

En este sentido, García exhortó al Ejecutivo a reunirse para fijar precios que les permita a los centros médicos privados laborar sin pérdidas, “Nos sentimos menos preocupados porque el Presidente reconoció que tenemos un problema grave en el servicio público de salud (…) Eso nos da a entender que todavía existe un camino para dilucidar la situación. Con mucho respeto exhortamos al Presidente, una vez más, a sentarse a conversar (…) Queremos que entienda que la estructura de costos también sufre los embates de la crisis económica, que esté al tanto de la realidad de los costos”.