• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Crisis de dos servicios afecta a más de 600 niños en el J. M. de los Ríos

Pacientes del Hospital J.M. de los Ríos | Foto: Omar Véliz

Pacientes del Hospital J.M. de los Ríos | Foto: Omar Véliz

Madres de los pacientes acudirán hoy a la Asamblea Nacional para exponer la gravedad del déficit

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Katiuska Lamas y su hija viven en Río Chico y visitan diariamente el Hospital de Niños J. M. de los Ríos desde hace mes y medio, luego de que a la pequeña le diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda.

La niña fue incluida rápidamente en la lista de pacientes que requieren tratamiento. Aunque el pasado lunes consiguieron un albergue temporal en el que pernoctarán una semana, los viajes de ida y vuelta de varias horas continuarán. Sin embargo, los incómodos traslados son la menor preocupación de Lamas, quien teme que el servicio que atiende a su hija cierre próximamente por falta de médicos.

En el Servicio de Hematología debería haber 11 especialistas, pero actualmente una sola médica asiste a cerca de 20 niños que a diario reciben quimioterapia. Por la cantidad de pacientes, esa unidad del centro asistencial de San Bernardino, que sirve de referencia nacional, debería tener 6 especialistas, 2 internistas y 4 enfermeras por cada turno.

La dependencia hospitalaria carece de sala de hospitalización. Las camasque están ubicadas en la unidad sólo sirven para el descanso momentáneo después del tratamiento.

Más de 600 infantes son atendidos en el servicio, entre pacientes que reciben tratamiento contra leucemia y quienes tienen enfermedades benignas. Sonia Blanco, madre de otra niña con leucemia, asegura que muchas veces los pequeños deben reposar en la sala de espera, sin el aislamiento especial para evitar la contaminación.

“Hay niños que reciben la quimio y pasan el día en las sillas. Aquí no hay un lugar para que pernocten las madres. Los pacientes están regados por todo el hospital con el peligro de que se contaminan”, explicó.

Gina Ramos, madre de otro niño en tratamiento, asegura que también faltan medicamentos esenciales para las enfermedades de la sangre. Tioguanina, Citaravit, Mercatopurina y un suero para la rehidratación posterior a la quimioterapia están entre los que no se consiguen.

“Ellos necesitan sobrehidratación. Hay niños con quemaduras internas severas porque las madres sólo tienen agua para darles y eso no es suficiente”, denunció. Las madres de los pacientes irán hoy a la Comisión Permanente de la Familia de la Asamblea Nacional en busca de una solución a la falta de especialistas y de dotación de medicamentos de la unidad infantil.

Sin catéteres

Los pacientes del Servicio de Hemodiálisis del hospital también afrontan problemas. Brigitte Terán, por ejemplo, denunció la falta de catéteres de diferentes tamaños. “Tengo tres meses buscando un catéter para mi hijo y no lo consigo. Aquí no hay ni baños. Para que los niños hagan sus necesidades tienen que desconectarse de la máquina e ir a otro piso. No hay anestesiólogos”, expresó.

Otra madre, que pidió resguardar su nombre, señaló que no funciona el aire acondicionado y que el agua que se usa para la diálisis tampoco está bien filtrada por los problemas que presenta el sistema. “Aquí rechazan a los trasplantados porque no hay cuartos”, expresó.   

La sala para la toma de muestras no cumple con las normas de asepsia requeridas para atender pacientes renales, denunciaron las madres. De hecho, es utilizada para que los niños se cambien de ropa sobre una camilla. En el cuarto no hay aire acondicionado y sirve como depósito de cajas y equipos en desuso. Los cepillos para lavar los tubos de ensayo están vencidos y los fregaderos no tienen agua desde hace un año.