• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Crisis impulsa nuevo liderazgo

Villca Fernández llamó a la unión del país | Foto Omar Véliz / Archivo

Villca Fernández | Foto Omar Véliz / Archivo

Jóvenes señalan la necesidad de realizar elecciones para que surjan nuevos representantes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las universidades tienen varios años de mora con la renovación de los representantes estudiantiles. También se vencieron los períodos de las autoridades rectorales y de decanato. El Tribunal Supremo de Justicia frenó la realización de elecciones debido a que los reglamentos electorales universitarios no se adaptan al artículo 34 de la Ley Orgánica de Educación, según el cual el personal administrativo y obrero puede participar. No obstante, las universidades se han negado a modificar sus reglamentos, amparadas en la autonomía universitaria establecida en la Constitución.

La coyuntura política actual ha impulsado un liderazgo universitario de mayores pretensiones sociales, pues la nueva generación de estudiantes busca ir más allá de la lucha por un mejor comedor, un aumento de la beca o un transporte más eficiente. Figuras del movimiento estudiantil, algunas de ellas salientes de sus cargos, consideran positivo el surgimiento de nueva cohorte. 

La Universidad Central de Venezuela tiene dos años sin renovar a sus representantes estudiantiles. Hilda Rubí, secretaria de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, cree que se necesitan con urgencia nuevos líderes.

Para la presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social de la Central, Sairam Rivas, la actual lucha política demostrará quiénes son los dirigentes comprometidos con el país: “Hay un sector de vanguardia y desde una perspectiva más ética: ahora el estudiante de base vota por ti porque tiene interés en lo que nos unifica a todos por igual”.


Renovación de liderazgos

Desde hace siete años no se realizan elecciones de estudiantes en la Universidad de Carabobo. Iván Uzcátegui, presidente de la FCU, tuvo que inscribirse en una segunda carrera para continuar en el cargo.

“Unas personas que han vejado y atacado a sus mismos hermanos y a compañeros de clases en esta lucha difícilmente ganarán unas elecciones”, señaló.

Uzcátegui resaltó que en esta coyuntura cada joven se ha sentido líder de su propia trinchera, lo que diluye personalismos en el movimiento universitario.

La lucha reivindicativa actual está reconociendo a un nuevo componente estudiantil “con conciencia”, afirma Gaby Arellano, consejera de la Universidad de los Andes, institución donde se encuentran paralizadas las elecciones de representantes desde hace dos años.

“Entendemos que no hay 100% de funcionamiento de nuestras universidades porque el mismo sistema no lo ha permitido”, afirmó.

A juicio de Villca Fernández, secretario general de la FCU en la ULA, el movimiento estudiantil está preparado para asumir nuevos retos: “Nos dimos cuenta de algo muy importante y es que la solución a las reivindicaciones dentro de los muros de la universidad pasan por tener instituciones autónomas, y es el régimen el que debe responder. Definitivamente nos estábamos desgastando en una lucha estéril”.