• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Crearon accesorio útil para los músicos que tocan la gaita

Este "saco de insonorización" para el instrumento consigue reducir 70 % el sonido que emite, facilitando los ensayos en locales cerrados y domicilios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La "insogaita" es un nuevo accesorio que hará un poco más fácil la vida de los músicos que tocan la gaita, ya que este "saco de insonorización" para el instrumento consigue reducir en un 70 % el sonido que emite, facilitando así los ensayos en locales cerrados y domicilios.

Su creador, Javier Ramiro, vecino de Vigo, trabajó durante casi un año para crear este artilugio. "Me quedé en paro y me regalaron una gaita para ocupar mi tiempo", explicó hoy a EFE, momentos antes de la presentación de la insogaita en la Escuela de Gaitas de la Real Banda de Ourense (oeste de España).

Pero después de un tiempo se dio cuenta de que "no avanzaba, porque en un piso es difícil ensayar", así que comenzó a indagar a través de internet hasta que, "tres prototipos después", consiguió la insogaita definitiva.

Ramiro la define como "un cojín de espuma insonorizado y recubierto de polipiel", con un diseño que permite "introducir por un hueco el punteiro y por otros dos las manos". Así, el punteiro se toca dentro de la insogaita, "reduciendo en un 70 % el sonido emitido", con un peso añadido de "tan solo 600 gramos".

El boca a boca y las redes sociales han significado un importante trampolín para este invento. A través de estas herramientas, reconocidos gaiteros gallegos como "Cristina Pato, Óscar Ibáñez o Anxo Lorenzo han conocido el invento y tienen uno".

De momento, la insogaita, que tiene un precio de 70 euros (91 dólares), solo se vende por internet y Ramiro se muestra contento con el ritmo de ventas, con contactos ya en "México, Estados Unidos y Francia".

El gaitero Iago Prieto, que acompañó a Ramiro para la presentación y se encargaba de hacer las demostraciones, aseguró que con el "diseño actual" toca igual de confortable, aunque reconoció que con un primer modelo que probó sentía que "los dedos se golpeaban demasiado con las paredes".

Además, desde su experiencia, explica que ayuda a que el sonido de la gaita se reduzca hasta los niveles de otros instrumentos cuando tocan juntos, ofreciendo un resultado más agradable en su conjunto.

Por su parte, el director y fundador de la Real Banda de Gaitas de Ourense, Xosé Lois Foxo, ha reconocido el mérito del invento que "soluciona el problema de los pisos", pero también "en las escuelas, donde dos personas pueden estar tocando sin molestarse".

La Escuela de Gaitas tiene ya experiencia en apoyar inventos novedosos, por su colaboración en la gaita digital "midi" de Hevia, tal y como ha apuntado Foxo, que incluso acudieron a presentar en Chicago (EE UU).