• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Corto aguacero colapsó El Valle y Santa Mónica

Carolina Díaz se colocó un tapaboca para no tragarse el polvo que levantaban los carros al pasar | Foto William Dumont

Carolina Díaz se colocó un tapaboca para no tragarse el polvo que levantaban los carros al pasar | Foto William Dumont

Hasta ayer al mediodía, la estación Mercado del Metro de Caracas funcionaba a media máquina debido a las inundaciones. Denuncian fallas en drenajes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las paredes de concreto que separan los andenes en la estación Mercado de la Línea 3 del Metro de Caracas seguían húmedas ayer al mediodía a pesar de que habían transcurrido 19 horas de las lluvias que inundaron la estación.

El servicio de transporte subterráneo fue gratuito, pues no funcionaba ninguno de los seis torniquetes que reciben los boletos para ingresar al sistema. De las dos entradas a la estación solo el acceso de la avenida Intercomunal estaba abierto. Las escaleras mecánicas tampoco funcionaban (en una de ellas se formó una cascada de barro que impidió el paso de los pasajeros, según se pudo ver a través de un video difundido por las redes sociales el martes en la noche). El polvillo marrón de residuos de barro cubría el piso.

Una fuente del Metro de Caracas, que pidió el anonimato, aseguró que gran parte del equipo de electromecánica de la empresa se encontraba en el lugar levantando un informe y haciendo un diagnóstico sobre lo sucedido: “El propio ministro El Troudi dijo que nos metiéramos de cabeza en esto y lo resolviéramos. Nos podremos demorar por lo menos 48 horas, y solo después sabremos si las piezas tienen reparación o no”.

La mayoría de las personas consultadas en el sector opinaron que la inundación de la estación Mercado ocurrió por la falta de mantenimiento de los drenajes y la cercanía con el Mercado Mayorista de Coche. De hecho, la entrada de la estación Hospital Periférico cuenta con una pendiente que facilita el ingreso de las aguas a la estación.

“El problema es la falta de mantenimiento de los drenajes. Cada vez que llueve se viene toda la creciente del barrio El 70, y ese lodo se junta con los tomates podridos, la yuca y las verduras que se desechan en el mercado”, dijo Esteban Paniagua, vecino de la zona. “Con la inundación del martes tuve que agarrar una camioneta que me dejó botada en Las Mayas y desde allí caminé una hora hasta Turmerito”, aseguró Denis Aponte.

A las puertas de la estación Mercado, Carolina Díaz usaba un tapabocas para evitar tragarse el polvo que se levantaba cada vez que algún vehículo pasaba por la avenida Intercomunal de El Valle, que ayer estaba cubierta por una alfombra de botellas plásticas, desechos y escombros.

En la avenida Francisco Pimentel, de Santa Mónica, Pasquali Franco dejó de atender a la clientela de su electroauto para sacar el fango acumulado en el negocio. En 6 horas retiró 10 bolsas de barro de aproximadamente 30 kilos cada una.

Desborde predecible. A pesar de que el Ministerio de Transporte y el presidente Nicolás Maduro atribuyeron a un “volumen de precipitación considerable” el desborde del río Valle, la inundación de la estación Mercado del Metro y el derrumbe en la Panamericana, la Estación Pluviométrica de la Universidad Central de Venezuela calificó la lluvia del martes como de baja cantidad. “Se registró una tormenta que se inició a las 5:00 pm y terminó a las 6:30 pm con una lámina precipitada de 10,3 milímetros”, indicaron en el reporte. La máxima precipitación diaria del año ocurrió el 13 de febrero, con 48,6 milímetros.

Valdemar Andrade, ingeniero hidrometeorológico de esa estación, advirtió que debido a las intervenciones en el río Valle por los trabajos de ampliación de la autopista Valle-Coche el caudal podría no estar preparado para “aguantar el aguacero” del Cordonazo de San Francisco, que ocurre en octubre.

Por la distancia con el río Valle, los expertos calculan que la inundación de la estación Mercado ocurrió por fallas en los drenajes. “Podría ser porque son insuficientes, porque no estén bien ubicados o tengan fallas de mantenimiento. Sería conveniente, por la importancia del medio de transporte, que se hagan estudios actualizados de los drenajes superficiales en la periferia de las estaciones”, explicó Yuri Medina, directora de la Escuela de Ingeniería Hidráulica de la UCV.

Para Medina, cuando se acometen trabajos como los del río Valle se recomienda hacerlo en época de sequía, aunque siempre se asume el riesgo de que ocurran eventos extremos. “El de ayer fue de corta duración, pero con cierta intensidad. Lo que sucedió era predecible, pues se disminuyó la capacidad hidráulica”.

La recomendación de Medina es que se aceleren los trabajos para restituir la capacidad de canalización del río. El plan inicial de Min Transporte es que las obras en la autopista Valle-Coche se entreguen en noviembre.

Versión oficial
El martes en la noche, en la transmisión del programa En contacto con Maduro, el presidente dijo que eran “estúpidos e imbéciles” quienes lo culpaban por el desbordamiento del río Valle. “Estas cosas llegan a suceder”, dijo el mandatario nacional.

Haiman el Troudi, ministro de Transporte, escribió en Twitter que el miércoles a las 12:45 am había terminado la limpieza de la autopista Valle-Coche y restablecido el tránsito en la vía. Aseguró que las áreas de la estación Mercado no sufrieron daños y que el sistema tendría funcionamiento normal.

Además, el ministro informó que ayer se realizó un análisis geológico en el kilómetro 20 de la carretera Panamericana para determinar las causas del desplome que ocasionó el cierre total de la vía por algunas horas: “El deslizamiento ocurrió por derrumbe superficial que afectó negativamente la parte del talud”. Indicó que no existen grietas que manifiesten la posibilidad de una falla profunda en el lugar. “En la noche (de ayer) se efectuarán las labores de perfilamiento del talud y continuará la recolección de residuos del derrumbe”.

LA CIFRA
10,3 milímetros de lluvia registró la Estación Pluviométrica de la UCV en las precipitaciones del martes en la tarde en Caracas. La máxima precipitación diaria del año ocurrió el 13 de febrero, con 48,6 milímetros