• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Continúa la lucha de afectadas por PIP

Francia advirtió hace un año que un lote de prótesis PIP fue fabricado con silicona industrial

Francia advirtió hace un año que un lote de prótesis PIP fue fabricado con silicona industrial

Sólo han operado a 20 venezolanas de 1.400 que se registraron en el Ministerio de Salud para el retiro gratuito de los implantes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Queremos una sentencia definitiva”. La aspiración de Yvonne Reyes y Thailys Freites, 2 de las 33.000 venezolanas portadoras de implantes mamarios Poly Implant Prothese, conocidos como PIP, esconde una larga lucha que todavía no ha finalizado.

En el año transcurrido desde que se conoció que un lote de implantes fabricados por una compañía francesa estaban hechos con silicona industrial, inapropiada para el uso médico, las afectadas venezolanas sentaron un precedente mundial en la lucha por lograr el retiro gratuito del producto.

El 6 de junio, el Tribunal Supremo de Justicia aprobó una medida cautelar que obliga a las clínicas, a la empresa importadora y a los médicos que implantaron las mamas artificiales a correr con los gastos de retiro y reposición de las prótesis rotas o que causaran problemas de salud en sus portadoras. Días después, la ministra de Salud, Eugenia Sader, y la defensora del pueblo, Gabriela Ramírez, garantizaron la atención médica gratuita para conocer el estado de las prótesis y determinar si era necesaria su extracción en todos los servicios de cirugía plástica de los hospitales.

Luego, el Ministerio de Salud habilitó un registro obligatorio de las víctimas que ya reporta 1.400 afectadas. Hasta ahora, sólo 20 mujeres han acudido a la consulta y se operaron.

Pero Reyes, que es miembro de la Asociación de Mujeres Venezolanas con Prótesis PIP, juró que no se retiraría las prótesis hasta lograr la sentencia definitiva de sustitución de las PIP a todas las afectadas, aunque no presenten problemas de salud.

“Estoy en la lista del Hospital Clínico y si voy a pedir que me las cambien, lo hacen. Pero no lo haré hasta que haya sentencia definitiva. No sabemos qué tenemos en el cuerpo, no es sólo cambiarlas, sino que haya un seguimiento porque no sabemos qué secuelas nos pueda haber dejado en el organismo”, dijo.

A diferencia de Reyes, el presidente de la Sociedad Venezolana de Cirugía Reconstructiva, Estética y Maxilofacial, Jesús Pereira, califica de exitosa la actuación del Estado venezolano y de los entes privados implicados en las sustituciones.

Explicó que en las consultas hechas bajo la supervisión de esa sociedad sólo 5 pacientes han reportado la rotura de las prótesis. “La cantidad de operadas se ve poca porque no todas tienen problemas con las PIP y eso es lo que dice la medida cautelar. También hay un grupo que no esperó la decisión y ya se operó. Los pacientes se han atendido y han sido orientados en cuanto a su condición”, afirmó.

En cuanto a la atención pública, en el Hospital Vargas, por ejemplo, han hecho operaciones de las pacientes que han presentado alguna emergencia. El director del centro asistencial, José Carrillo, indicó que todas las operaciones del Servicio de Cirugía Plástica están bajo la supervisión del hospital y se cumplen con estricto apego a la solución de un problema de salud, por encima de lo estético.

Médicos ocultos. La medida cautelar dictada en junio a favor de las portadoras de PIP ha sido ignorada en varias ocasiones por los médicos que hicieron las operaciones iniciales.

Reyes afirma que a la lucha por una decisión del Estado venezolano se ha sumado la apatía de numerosas víctimas. Destaca que ningún transexual figura en el registro de Min Salud como portador de las PIP y sólo 170 de las registradas solicitaron ser examinadas en los hospitales. La mayoría decidió retirarse las prótesis por cuenta propia antes de lograr la atención gratuita. Otro caso es el de los médicos que han negociado para cobrar las nuevas operaciones o que no ofrecen la atención que dictaminó el TSJ.

La comunicadora social Lolimar Valero, por ejemplo, pagó 19.000 bolívares para extraerse las prótesis con un médico que no fue el que se las implantó en 2007. Ella y otra amiga se operaron en igualdad de condiciones con el mismo médico que usó las PIP.

“Nos hicimos los exámenes, las mías no se rompieron pero las de mi amiga, sí. Cuando ella fue al médico, descubrió que ni siquiera guardó su historia. Cambió de consultorio, pero cuando fue a buscarlo, se encontró con que estaba cerrado. Yo decidí no esperar y operarme. Me dio miedo. Ella, fue al ministerio y al parecer la operan pronto”, explicó.

Prohíben 10 insumos estéticos

El Ministerio de Salud emitió ayer otra resolución que prohíbe el uso de biopolímeros en general para tratamientos estéticos. Sin embargo, incluyó en la lista otros productos que eran utilizados por numerosos médicos certificados, como el ácido hialurónico (de origen natural, biotecnológico, o sintético).

El artículo 1 de la Resolución número 152, publicada en Gaceta Oficial número 40065, también prohíbe el uso del polimetacrilato, archilamidas, poliacrilamidas, polimetilmetacrilatos, polivinilpirrilidona, parafina, siliconas, siloxanos líquido o cualquiera de sus mezclas y los polixiloxanos.

La resolución también veta el anuncio, distribución o promoción de los productos o sus derivados, así como los anuncios que publiciten la aplicación de sustancias de relleno.

El cirujano plástico Antonio del Reguero criticó la inclusión de la lista del ácido hialurónico, una de las pocas sustancias de relleno permitidas hasta ahora en el país.

“Habría que revisar los motivos que los llevaron a prohibirlo, pero creo que no debieron meterlo en la lista. Hace años que estamos esperando y pidiendo que prohíban muchos materiales porque son sustancias perniciosas y dañinas. Pero el ácido es extracto celular, biológico y degradable que no causa problemas”, dijo.

Vestidas de amarillo

Hoy, a las 10:30 am, un grupo de mujeres con prótesis PIP se concentrará frente a la Defensoría del Pueblo en la avenida Urdaneta, con el fin de exigir una sentencia para el cambio de la totalidad de las prótesis mamarias, presenten defectos o no. Las mujeres asistirán vestidas de amarillo para unirse a la campaña mundial que recordará que el 7 de diciembre se cumple el primer año del anuncio sobre la irregularidad en los componentes de los implantes fabricados en Francia.

La Cifra

33.000 mujeres en Venezuela fueron receptoras de prótesis mamarias PIP, de acuerdo con la información que ofreció la ministra de Salud, Eugenia Sader