• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Consulta educativa deja por fuera el rendimiento escolar

El país está aplazado en términos de calidad | Foto Archivo El Nacional

El país está aplazado en términos de calidad | Foto Archivo El Nacional

La última vez que el país participó en un estudio para evaluar la formación de los estudiantes en matemática y lenguaje fue en 1997

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hace 17 años el país no participa en el Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes, a través del cual se obtiene información sobre las competencias en lectura, matemáticas y ciencias de alumnos de 15 años de edad. Además, 129.845 personas aún laboran como docentes, sin títulos y solo bachilleres como formación académica.

Jóvenes entre 15 y 17 años de edad mueren principalmente de heridas por armas de fuego, según el último estudio de Cecodap difundido el año pasado. 35% aumentó la deserción en educación media, de acuerdo con datos de la Memoria y Cuenta 2013 y solo 46 nuevas escuelas se construyeron entre 2012 y 2013, cuando se requieren, al menos, 3.000 planteles.

Un nuevo modelo educativo, que resuelva la crisis y pueda ser evaluado sobre nuevos indicadores de calidad, constituye el objetivo de la Consulta Nacional por la Calidad Educativa que arrancó el 29 de abril.

Sin embargo, el establecimiento de estándares de calidad educativa arrancó en 1990 con la Declaración Mundial de la Educación para Todos, de la Unesco, con seis indicadores fundamentales: aplicación de pruebas para evaluar rendimiento, mejoramiento de la condición docente y el clima escolar, educación para la ciudadanía, tecnologías de información y supervisión de la calidad.

A estos se les han añadido otros indicadores también importantes: calidad de la infraestructura y dotación, y procesos pedagógicos (prácticas educativas y participación del estudiante en el aula), expresó Mariano Herrera, director del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas.

El proceso pedagógico y el clima escolar abarcan en su mayor parte el contenido de los 10 ejes de discusión de la consulta nacional, mientras que no se menciona la aplicación de pruebas estandarizadas para monitorear los aprendizajes adquiridos por los niños en áreas críticas, como lenguaje y matemática, lo que puede ir en contra de una eficiente medición de la calidad.

La Memoria y Cuenta del Ministerio de Educación solo explica el rendimiento en términos de la cantidad de niños promovidos y no promovidos. Sin embargo, Herrera señala que la sola asistencia escolar no implica que el niño esté aprendiendo.


Promedios negativos. Las pruebas de rendimiento PISA (Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes, en español), además de indagar las habilidades de los estudiantes en el ciclo básico, relacionan los resultados numéricos con el entorno familiar y sociocultural del alumno y su familia, las condiciones laborales de los docentes, la gestión escolar y la infraestructura del plantel por lo que para muchos especialistas estos exámenes elaboran una radiografía más ajustada de la realidad de la educación en un país.

Venezuela participó por última vez en estas pruebas regionales en 1997, con resultados desalentadores. Con un promedio en la región de 257 puntos en matemática, el país obtuvo 233 puntos, y se colocó por debajo de Argentina (265), Chile (254) y Colombia (250). Cuba superó el promedio con 357.

En lenguaje, la media de la región fue de 261 puntos. El país obtuvo 242 puntos, por debajo de Cuba (342), Argentina (277), Brasil (269) y Chile (272).

Herrera señaló que en 2003, el entonces ministro de Educación Aristóbulo Istúriz aplicó el Sistema Nacional de Evaluación del Aprendizaje para conocer los conocimientos de los niños en castellano, matemáticas, así como valores. Los resultados nunca fueron publicados.

“Los promedios mejoraron con respecto a 1997, lo que fue un logro, pero las escuelas con rendimientos más bajos fueron las bolivarianas, las rurales y las urbano-marginales. Eso ya iba en contra de lo que ellos pregonaban”, recordó.

En 2009 la prueba PISA se aplicó solo en el estado Miranda a una muestra de 520.000 niños. Los resultados también fueron negativos. El reporte señala que Miranda obtuvo 422, 397 y 422 puntos en comprensión lectora, matemática y ciencias, respectivamente, y se ubicó por debajo de Chile, Uruguay y Costa Rica. Shanghai, China, encabezó la lista en el mundo con 556, 600 y 575 puntos.