• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Consideran insuficiente aumento de salario

Una gran asamblea nacional fue convocada para el martes | Foto: Henry Delgado / Archivo

Una gran asamblea nacional fue convocada para el martes | Foto: Henry Delgado / Archivo

Trabajadores del sector universitario aseguran que el decreto presidencial que incrementó los sueldos en 54% viola la Contratación Colectiva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Profesores, empleados administrativos y trabajadores del sector universitario rechazaron el anuncio que hizo el presidente Nicolás Maduro el jueves, sobre el incremento de sus salarios en 54%. Aseguran que la medida se tomó unilateralmente, pese que a que la II Contratación Colectiva Única vigente establece que el ajuste de las tablas salariales debe ser discutido entre el gobierno y el sector, tomando en cuenta el alza de la inflación y aumentos del salario mínimo.

Víctor Márquez, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela, indicó que 54% corresponde a los ajustes del salario mínimo nacional que se hicieron en noviembre de 2015 (30%) y en marzo de 2016 (20%) y que, sin embargo, no se tomó en cuenta el último incremento del 1º de mayo. La omisión violaría la Cláusula 115 de la II CCU.

“Hubo un incremento en el salario nominal, pero no en el salario real; es decir, en el poder de compra. Para compensar el deterioro de nuestra condición de vida tendrían que haber dado un incremento de 200%, que es en lo que se calcula la inflación acumulada”, dijo.

Con la medida presidencial un profesor titular a dedicación exclusiva que ganaba 36.618 bolívares pasará a percibir 56.690,48 bolívares al mes. Márquez recordó que aún no se ha cumplido una serie de acuerdos a los que llegaron con las autoridades del Ministerio de Educación Universitaria, como el bono para los profesores titulares y asociados, y la prima de antigüedad.

Ángel García, secretario general del Sindicato Nacional Asociación de Profesionales Universitarios en Funciones Administrativas y Técnicas de la UCV, también indicó que están en desacuerdo con ese aumento: “Seguiremos luchando por lo que consideramos justo. Si se cumple lo establecido en la convención mi sueldo mensual sería de 37.025 bolívares; con el aumento del presidente mi salario queda en 28.116; es decir, me quitarán 8.909 al mes”, explicó.

García recordó que, además, Maduro no hizo mención a que el pago se realizaría con retroactivo. En la tabla de ese sector, el profesional V percibirá en adelante 33.397 bolívares.

Asambleas. Eduardo Sánchez, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la UCV, aseguró que el porcentaje de aumento que decretó el presidente fue rechazado en 32 asambleas de trabajadores.

“Fue un acto mediático. Se supone que ningún trabajador debe ganar por debajo del sueldo mínimo y así era en el caso del obrero nivel 1 que percibía 9.787 bolívares”, señaló. Ahora con el aumento de 54% el sueldo para esa categoría será de 15.071,98 bolívares; es decir, 20,98 bolívares más que el salario mínimo.

Informó que convocaron para el próximo martes a una gran asamblea nacional para definir nuevas acciones. “El conflicto universitario apenas comienza”, aseguró.

Dos días menos de clases
A pesar de que el jueves Rodulfo Pérez, ministro de Educación, aseguró que el 27 de mayo concluía el período de viernes sin clases por el ahorro energético, ayer en su cuenta de Twitter escribió que por instrucciones del presidente Nicolás Maduro se suspenderían actividades escolares los dos próximos viernes de junio “para contribuir al consumo racional de energía”.

En días anteriores, Pérez había desmentido que se hubiesen reducido los días de actividades educativas correspondientes al año escolar 2015-2016 y aseguró que, como estaba establecido en el calendario, este terminaría el próximo 29 de julio. Con la medida anunciada suman ocho los días que los alumnos de preescolar, primaria y bachillerato de colegios públicos y privados han perdido clases, debido al decreto presidencial por ahorro energético, que incluye a empleados públicos.