• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Conservarán cabeza del hipopótamo muerto en Zoológico de Caricuao

Sifrina puede ser visitada en el parque | Foto: Alexandra Blanco

Sifrina puede ser visitada en el parque | Foto: Alexandra Blanco

Sindicato de Inparques denunció que un elefante perdió un colmillo el sábado y que las neveras para la comida tienen siete años dañadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Safari, el hipopótamo que vivía en el Parque Zoológico de Caricuao, murió el 27 de diciembre y no el 30, como se había dicho inicialmente, aclaró una fuente que prefirió resguardar su nombre. La cabeza del animal se conservará en la biblioteca del parque. “Sirve como herramienta de educación. Se preparan los colmillos y la cabeza para exhibición. Eso se tomará unos meses”.

La fuente confirmó que el resto del cuerpo del hipopótamo debió sacarse del zoológico por partes. “Es muy difícil moverlo completo. En el parque solo hay una camioneta que puede con 1.000 kilos y él pesaba casi 3.000. Además, no había con qué montarlo”.

A pesar de la denuncia que se hizo a través del Sindicato Unitario Nacional del Instituto Nacional de Parques de que la atención veterinaria no había llegado a tiempo, la fuente aclaró que sí se aplicó un tratamiento.

“El 24 de diciembre se reportó que el hipopótamo comió menos de lo normal. El 25 tenía cólicos y ya no comía nada. Ese día se le inyectó una dosis de novalcina”. Además, dijo que se le aplicaron dos enemas en días consecutivos, pues pensaban que los dolores podrían ser por la compactación de alimentos. El 27 de diciembre, el animal amaneció muy constipado y poco después murió.

“En el país no hay máquinas de rayos X para animales tan grandes. La necropsia reveló tres pelotas de goma. Una entró en la parte más delgada del intestino y originó una obstrucción”.

El Ministerio Público iniciará una investigación para determinar las circunstancias de la muerte de Safari. Para ello fue comisionada la fiscal 89 nacional con competencia en Defensa Integral del Ambiente y Delito Ambiental, Dalila Puglia.

Aura Quintero, coordinadora del Zoológico de Caricuao, indicó que no está autorizada para dar más detalles del suceso. No obstante, hizo un llamado a los visitantes a no arrojar objetos ni comida a los animales. “La gente debe tener un poco de conciencia. Los animales están bien, no pasan hambre y son atendidos”.

Más daños. Marlene Sifontes, secretaria del Sindicato de Inparques, alertó que el sábado la elefante Ruperta perdió un colmillo. En el zoológico vaciaron el estanque para buscarlo en el agua, pero el marfil no ha aparecido.

Además, Sifontes señaló que el parque de Caricuao solo cuenta con un veterinario, pues el otro que había fue trasladado al Parque del Este por órdenes de la directiva de la institución, y que las neveras para conservar la comida tienen más de siete años dañadas.

“Las cavas están abandonadas, las paredes de anime han sido perforadas por ratas y están llenas de trastes. La comida la llevan en pocas cantidades y cada tres días porque no tienen dónde refrigerarla”.

El Dato

Aura Quintero, coordinadora del Zoológico de Caricuao, informó que en noviembre de 2014 se encargó a Inparques la elaboración de las leyendas informativas de cada animal en exhibición y de localización dentro del parque. Esperan poder instalarlas este año.