• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Conseguí antirretrovirales en Colombia y todavía no me autorizan el paso”

Carlos Pérez, infectólogo de Los Magallanes de Catia, pidió a trabajadores públicos, incluido el presidente, hacer contraloría y usar los hospitales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Raiza Farnataro, representante de la Fundación Conciencia por la Vida en Lara, con 12 años y medio como seropositivo, acudió ayer a la subcomisión de Salud de la Asamblea Nacional en representación de 114 ONG de pacientes de VIH para denunciar el desabastecimiento de antirretrovirales. “Al que está dentro del gobierno y es seropositivo nunca le va a faltar medicamento. Los pendejos sí nos vamos a morir”.

Farnataro logró que en Colombia le donaran tratamiento y reactivos para carga viral. “Conseguí antirretrovirales. Me están esperando para entregármelos, pero todavía no me autorizan el paso para cruzar la frontera”, dijo ante los diputados José Manuel Olivares, María Teresa Pérez y Oneida Guaipe.

Llorando, Farnataro reclamó que ni siquiera haya fórmulas lácteas para niños nacidos infectados o con madres con VIH, que no pueden ser amamantados. “Ayer nos lo dijeron claro en el Ministerio de Salud: no van a comprar fórmulas lácteas. ¿Qué va a pasar con nuestros niños, se van a morir? ¿Estamos condenados todos a morirnos, las mujeres seropositivas no vamos a poder parir?”.

A pesar de que en 2014 se promulgó la Ley para la Promoción y Protección del Derecho a la Igualdad de las Personas con VIH o Sida y sus Familiares, la discriminación sigue presente incluso en hospitales. “Hacen a las mujeres parir por parto vaginal. Si la mujer llega a las 7:00 de la mañana le hacen la cesárea a la medianoche, en medio de la somnolencia le dicen que las van a esterilizar porque su hijo va a ser un ‘sidoso”.

Estevan Colina, de la Red Venezolana de Gente Positiva, recordó que en la reunión que sostuvieron con la Organización Panamericana de Salud supieron que no hay hasta el momento ninguna orden de compra de antirretrovirales para 2016 y que muchos medicamentos que distribuye el Sefar ya se acabaron o están próximos a agotarse, como los pediátricos que se terminan a finales de mayo.

En 2012 el gobierno informó que por lo menos 600 niños nacen con VIH y que hay 220.000 infectados. 66.225 pacientes que, de acuerdo con la memoria y cuenta 2015 del Ministerio de Salud, reciben terapia antirretroviral estarían en riesgo.


Contraloría social. El infectólogo del Hospital de los Magallanes de Catia, Carlos Pérez, criticó que tras una petición de rantegravir, medicamento usado cuando se ha generado resistencia a otros, el ministerio simplemente respondiera que no había.

“Informaron que el laboratorio se fue del país y que no se podía conseguir. Esa no puede ser la respuesta. Que lo consigan en la India o donde sea”.

Pérez invitó a los trabajadores del sector público, incluido el presidente, a que utilicen los hospitales para que así se haga contraloría de las carencias de la red pública de salud. Pidió a la Asamblea Nacional que ayudara con acompañamiento social y asesoría legal a los pacientes para que sustenten todas las historias que puedan nutrir una demanda penal contra los responsables de la crisis de salud.