• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Conferencia Episcopal llama a votar en parlamentarias para hacer frente a crisis

La CEV apuntó, además, que el CNE tiene la ineludible obligación moral de actuar con transparencia e imparcialidad, sin promover cambios que lesionen la justicia y la representación equitativa de la población

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) llamó hoy a votar en las elecciones parlamentarias que se celebrarán a fines de este año, al destacar la importancia de la Asamblea Nacional para la solución de los problemas del país, y pidió al Consejo Nacional Electoral (CNE) actuar con transparencia.

"Llamamos a todos los electores a participar, pues del voto de cada uno de nosotros dependerá la composición de la futura Asamblea, factor importantísimo en la solución de los problemas del país", señaló la CEV en un comunicado en el que los obispos compartieron algunas inquietudes sobre la actual situación del país.

La CEV apuntó, además, que el CNE tiene la ineludible obligación moral de actuar con transparencia e imparcialidad, sin promover cambios que lesionen la justicia y la representación equitativa de la población.

Los obispos también exhortaron a los representantes del poder electoral a perfeccionar el sistema de elecciones de manera que no haya "ventajismos de ningún grupo" y que no sean usados los recursos del Estado "para promover ninguna candidatura".

En el comunicado se señala, además, que el pueblo de Venezuela vive una "angustia generalizada" por la "crisis económica" que no solo se traduce en una alta inflación y una "gigantesca" deuda externa, sino también en las "dificultades nunca vistas" para tener acceso a artículos de primera necesidad.

La CEV responsabilizó al Gobierno de Nicolás Maduro de esta "crisis general" por "imponer un sistema político-económico de corte socialista marxista o comunista" que es "totalitario y centralista".

Asimismo, los religiosos denunciaron el supuesto "uso excesivo de la fuerza en la represión de las protestas" durante la ola de manifestaciones antigubernamentales que se desarrolló en los primeros meses de 2014 y que dejó 43 muertos, cientos de heridos y miles de personas detenidas, "muchas de ellas todavía en prisión".

Reiteraron, en esta carta pública, su solicitud de liberación de los "presos políticos" y pidieron no utilizar el sistema judicial para "amedrentar e inhabilitar" a adversarios políticos.

Señalaron, además, que "hay abundantes denuncias de violaciones de derechos humanos e incluso de torturas a los detenidos, que deben ser atendidas y sancionados los culpables de estos delitos".

En la carta, la CEV exige a los funcionarios del Estado descartar la "violencia excesiva" en el control de las "legítimas manifestaciones del pueblo" y llama a "ejercer y defender activa y firmemente, siempre con medios pacíficos" los derechos, además de exigir respeto a las condiciones necesarias para una "convivencia nacional justa".

En ese sentido, los obispos reiteraron la solicitud hecha la semana pasada por el presidente de la CEV, monseñor Diego Padrón, de retomar el diálogo en el país entre el Gobierno y "todos los sectores" de la sociedad venezolana.