• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Conatos de saqueo en cinco ciudades

Se registraron hechos de violencia en distintos sectores de la capital de Miranda | Foto: Raúl Romero

Se registraron hechos de violencia en distintos sectores de la capital de Miranda | Foto: Raúl Romero

En Los Teques, Valle de la Pascua, Ciudad Ojeda, Valencia y Puerto La Cruz rompieron vitrinas de comercios y se llevaron productos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Violencia en Los Teques

La sucursal de General Import, en la avenida Pedro Russo Ferrer en Los Teques, quedó sin vitrinas. Un grupo de personas ingresó a fuerza de golpes ayer a las 2:30 de la tarde a la juguetería y se llevaron arbolitos, electrodomésticos y otros productos.

“Cargaron con artículos que estaban en exposición porque no pudieron entrar completamente a la tienda”, relató Leopoldo Robles, jefe de Operaciones de la Policía de Miranda.

Un video aficionado, que grabó desde un piso alto de un edificio, muestra el momento cuando se desbordó una fila de personas que iban a comprar en General Import. Los sonidos dominantes en la escena son detonaciones de armas de fuego y gritos.    

El ataque a la juguetería se contó como el cuarto registrado ayer en Los Teques. “Debimos desplegar agentes en varios lugares pues hay más de 500 personas en las calles, en las puertas de las tiendas. Nosotros, la Policía de Miranda, tenemos a más de 50 funcionarios, pero nos acompañan militares en el resguardo”, dijo Robles.

La fachada del comercio chino Hang Sain, ubicado en la avenida Bermúdez, estaba destrozada debido al ingreso violento de casi 40 personas.

“La gente se enfureció porque muchos comercios no abrieron y eso causó desesperación. Pedían que abrieran porque necesitaban comprar”, dijo Reinaldo Pino, vecino de Los Teques. 

El despliegue de seguridad no fue suficiente para apaciguar a los compradores. Una estampida de personas intentó entrar a los establecimientos comerciales Cooper, en Cabotaje, y Repiteques, en la calle Campo Elías.

Custodia militar en Cumaná

El comercio J. J. Pérez Alemán, en Cumaná, amaneció abarrotado de personas en medio de una fuerte custodia militar y de policiales regionales, mientras los funcionarios del Indepabis fiscalizaban el lugar y controlaban las ventas. Los fiscales del organismo llegaron al comercio y el gerente del lugar señaló que ellos no eran importadores. Mostraron sus facturas y solamente autorizaron ofertas para unos productos. Algunos usuarios que compraban les daban las facturas para que buscarán sus productos luego del bullicio de las personas. Javier Núñez, habitante de Araya, salió decepcionado porque no encontró nada en oferta. “Todo está igual, una lavadora morocha cuesta 49.000 bolívares. El gobierno debe fiscalizar más”.

Funcionarios insuficientes en Barinas. Ayer, desde tempranas horas de la mañana, largas colas se apreciaron en negocios de electrodomésticos de Barinas como en Mango Center ubicado en la avenida Cuatricentenaria y el Gran Mayor en la calle Cedeño, municipio Capital.

Los establecimientos debieron cerrar las puertas debido a que a media mañana se rompió el orden en la cola y hubo un forcejeo en el que resultaron golpeadas algunas personas. Aunque en el lugar se encuentran funcionarios de la policía municipal y la GNB, eran insuficientes para contener a la gran cantidad de personas.

Alarma en Valle de la Pascua y Puerto La Cruz

En Valle de la Pascua se presentaron algunas alteraciones del orden público en una tienda de electrodomésticos ubicada en el centro de la ciudad. Los ánimos se caldearon cuando ciudadanos intentaron entrar a la fuerza al local. La revuelta fue controlada por funcionarios de la GNB.

Desde la mañana hubo colas ya aglomeraciones de personas en las afueras de las principales tiendas de electrodomésticos en San Juan de los Morros y Valle de la Pascua, en Guárico. Algunos comercios no fueron abiertos por temor a saqueos. 

En Puerto La Cruz, Anzoátegui, cientos de personas se agolparon desde la mañana en la entrada de negocios de venta de electrodomésticos. Al final de la tarde la situación se salió de control y un grupo de personas comenzó a romper las santamarías de varios locales de la avenida Juncal, en Puerto La Cruz. Justo cuando parecía que las personas violentas lograrían su objetivo, funcionarios policiales lanzaron bombas lacrimógenas y dispersaron a quienes querían saquear los negocios. Las santamarías quedaron parcialmente destrozadas; en la ciudad permanecen grupos de diferentes cuerpos de seguridad para resguardar el sector comercial.

Exigen reembolso en Maracay

Aragüeños se concentraron ayer en las puertas de las ventas de electrodomésticos para exigir el reembolso por el sobreprecio de lo adquirido en los últimos días.

Largas colas de personas se observaron en las tiendas de ventas neveras, cocinas, lavadoras, secadoras, y televisores, en establecimientos como Tijuana, Imgeven, Samsung, La Boutique del Sonido ubicados en centros comerciales en los que tenían mayor afluencia.

Los comercios de la avenida Miranda, en Maracay, y que se dedican también a la venta de línea blanca cerraron sus santamarías. Algunos no abrieron por temor a una situación de saqueo.

Migdalia Palma, acudió hasta la sucursal de la Boutique del Sonido para que le retornaran parte del dinero que había cancelado por un televisor de 40 pulgadas que había cancelado casi en 30.000 bolívares y tiene un costo actual de 6.000 bolívares.

“Hay que aprovechar estas rebajas ahorita antes de que se agote la existencia y quedemos muchos sin la oportunidad de comprar”, dijo Belkis Gutiérrez, quien adquirió una lavadora en 8.000 bolívares. Desde las 6:00 de la mañana comienzan hacer las colas para comprar un producto.

En Valencia bajaron santamarías por temor a saqueos

Varias tiendas que venden artefactos electrodomésticos en el centro y el área metropolitana de Valencia amanecieron abarrotadas de personas que pernoctaron allí a la espera de que abrieran.

En las cercanías de la tienda Dorsay, a un lado de la Catedral de Valencia, y en otro negocio cuyos dueños son árabes, las colas se extendían más a cada momento. De pronto, un par de hombres comenzó a gritar “saqueo” y las personas por temor corrieron hacia distintos sitios. A los pocos minutos, agentes policiales y de la Guardia Nacional Bolivariana se desplegaron por la zona y la situación se calmó; no obstante, muchos comerciantes del centro, avenida Bolívar Sur, Lara y Las Ferias prefirieron cerrar sus puertas hasta mañana.

El comandante de la Policía de Carabobo, Carlos Alcántara, aseguró que la situación fue controlada. “A la gente se le está vendiendo los productos al precio indicado, como ordenó el presidente”.

Desde el sábado en la noche Yureima Hernández se apostó a las puertas de la tienda JVG para esperar que abriera y comprar. Ayer, pasadas las 10:30 am, la Guardia Nacional Bolivariana dio el aviso de que podían comenzar a pasar de cinco en cinco. “Yo quiero un aire acondicionado y un televisor”, indicó una mujer que recalcó que los venezolanos quieren recibir su mercancía a un precio justo.

Advierten sobre pérdida de  empleos si comercios quiebran
La medida gubernamental que obliga a los comercios de electrodomésticos a liquidar sus existencias pone en peligro los puestos de trabajo directos e indirectos relacionados con la actividad, alertaron Marcela Máspero y Froilán Barrios, coordinadores de la Central Nacional de Trabajadores y del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato. 

La representante de Unete afirmó que los más vulnerables en esta situación son los trabajadores, que esta vez no se arriesgarán a acompañar al gobierno en expropiaciones de las tiendas. Recordó que el personal ha sido el gran perdedor de las empresas estatizadas, mal administradas por la tecnoburocracia, la cual ha excluido a los trabajadores de las decisiones e irrespetado los contratos colectivos.
“Rechazamos los saqueos de la tienda Daka de Naguanagua, sea quién sea el que lo hizo”, dijo Máspero, y agregó que no hace falta aprobar la ley habilitante para aplicar un impuesto a las ganancias.

Froilán Barrios afirmó que los empleados de los comercios de electrodomésticos están sometidos a una gran presión además de trabajar un sobretiempo que no estaba previsto. “Ellos son la cara visible del comercio y pueden ser objeto de los ataques de un público irritado por las largas colas y prolongados tiempo de espera”.

Añadió que miles de empleos están en peligro de desaparecer si las existencias de las tiendas se agotan y no son repuestas. 

La lista de asignación de divisas
El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, afirmó que la única manera de conocer cuáles empresarios han especulado con los precios es haciendo pública la lista de todos los que han recibido dólares oficiales. Declaró, en Unión Radio,  que esa información ya no aparece en la Comisión de Administración de Divisas.

“Ellos (el gobierno) dicen que han dado 34 millones de dólares, pues que publiquen la lista. Allí podemos saber quiénes son. Podemos garantizar que el grueso del sector tiene retrasos increíbles con sus proveedores. No es verdad que se hayan entregado los dólares ni en la fecha ni en la cantidad que necesita el sector productivo nacional”, aseguró.

Roig consideró que lo que pasó el fin de semana con el sector electrodoméstico fue utilizado como una campaña para desacreditar a todo el empresariado venezolano. “Rechazamos esta campaña. Esto no quita que debamos decir que entre 600.000 empresarios pueda haber prácticas desleales que Fedecámaras y todos los venezolanos debemos condenar”, señaló.

Advierte que el órgano de Comercio Exterior, cuyas autoridades serán juramentadas esta semana, está más enfocado a las importaciones que a incentivar el aparato productivo nacional.

Indicó que el operativo de fiscalización en todos los sectores para bajar los precios dejará un escenario desolador. “Una vez que se acabe esta rebatiña, vamos a encontrar más desabastecimiento y los anaqueles vacíos. La gente no va a reponer inventarios, algunos abandonarán la rama”.

“Precios justos no significa que trabajemos a pérdida”
El presidente de la Cámara de la Industria del Calzado, Luigi Pisella, dijo que le parece bien que las empresas tengan ganancias razonables, pero advirtió que hay que esperar que el gobierno dé más detalles de eso.

 “Hay que ver qué significa una ganancia razonable para el presidente, porque ofrecer precios justos a los consumidores no significa que trabajemos a pérdida”, expresó.

Dijo que los precios finales de la industria es una consecuencia de la situación económica que vive el país. Indicó que inevitablemente deben trasladar el incremento de los costos de producción al precio al consumidor. “Nadie va a trabajar a pérdida”. Añadió que el cuero, por ejemplo, ha subido 255% en lo que va de año. 

Sobre la deuda de la Comisión de Administración de Divisas señaló que no tenía el monto exacto y que la estaban cuantificando. Sin embargo, recordó que entre 65% y 70% del sector se alimentaba del Sistema de Transacciones en Títulos en Moneda Extranjera.

Sobre el Sistema Complementario de Administración de Divisas, Pisella manifestó que en la primera subasta solo adjudicó a 10% de las empresas afiliadas a la cámara que participaron en la subasta; pero que en la segunda puja, cuyos resultados dieron el viernes pasado, les fue mejor.

“Estamos levantando la data, pero sabemos que resultaron más beneficiadas que la vez anterior. Con garantía de divisas y materiales podemos atender la demanda nacional porque ahora tenemos 50% de la capacidad instalada ociosa”, dijo.