• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Comienzo del año escolar en bachillerato demorará una semana

Salón de clases

Salón de clases

La ministra Maryann Hanson anunció que la educación media no arrancará el 1º de octubre sino el 9

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los estudiantes de bachillerato regresarían a las aulas el 1º de octubre, dos semanas después que los alumnos de primaria, inicial y especial. Sin embargo, ahora los jóvenes deberán esperar un poco más, pues la ministra de Educación, Maryann Hanson, informó ayer que comenzarán el año escolar el 9 de octubre.

Hanson explicó –de acuerdo con una nota publicada por la Agencia Venezolana de Noticias– la razón por la que se tomó esa decisión: el Consejo Nacional Electoral solicitó que el 2 de octubre entreguen los planteles que serán centros de votación para las elecciones presidenciales. “No tiene sentido que empecemos el 1º, para suspender actividades el 2”, dijo la funcionaria en una entrevista transmitida por Venezolana de Televisión.

El CNE, señaló la ministra, necesita disponer de las escuelas con más días de antelación –estaba prevista la suspensión sólo para el viernes anterior y el lunes siguiente al proceso–, con el fin de instalar los equipos, pues se trata de un proceso electoral complejo. Indicó que los alumnos de educación primaria, inicial y especial continuarán sus actividades hasta el 1º de octubre y retornarán a las aulas el 9.

Menos días

Olga Ramos, coordinadora del Observatorio Educativo de Venezuela, afirmó que los estudiantes perderán 15 días de clases, si se considera que hay 3 procesos electorales este año escolar –las elecciones presidenciales, las de gobernadores en diciembre, y las de alcaldes y representantes de concejos municipales en abril de 2013–.

“Partimos de la idea de que en los próximos procesos electorales se necesitará la misma cantidad de días. Esperemos que eso no sea así”, dijo. Apuntó que los derechos de los niños deben ser prioritarios, por lo que no se puede afectar la educación para garantizar la participación política de los ciudadanos.

Lila Vega, vocera de la Red de Madres, Padres y Representantes, indicó que con esta decisión se vulneran los derechos de los niños. “No hay ninguna justificación para que los estudiantes pierdan clases”, señaló.

Ramos subrayó que esta reprogramación afectará la planificación de los planteles. “Dicho a estas alturas, a 10 días de las elecciones, es una falta de respeto con las instituciones educativas. Lo ideal hubiese sido que las escuelas lo supieran antes para poder organizarse. Creo que se trata con mucha ligereza el tiempo de clases”, indicó la especialista.

Agregó que hay que recuperar el tiempo perdido. Para ella, no es adecuado comprimir los contenidos para salir de vacaciones en la misma fecha que establece el calendario –el 4 de julio–: “Hay que buscar una forma alternativa. Por ejemplo, prorrogar el cronograma para que se den los días de clases reglamentarios”.

Revisión del cronograma

Olga Ramos, coordinadora del Observatorio Educativo de Venezuela, dijo que tradicionalmente los estudiantes de bachillerato comienzan las clases después que los de primaria. Los cronogramas, señaló, responden a la cantidad de horas necesarias para cubrir los programas educativos.

“Históricamente se ha dicho que primaria necesita más tiempo que bachillerato y por eso los liceos empiezan después. Yo creo que eso debería revisarse”, sostuvo. Agregó que posiblemente esa idea se sustentó con base en los currículos de educación media, que fueron actualizados por última vez en 1983 –de primero a tercer año– y en 1969 –de cuarto a quinto año–.

“Puede ser que esa distribución de los días tuviera lógica en esa época, pero ahora tenemos otras necesidades. Hay que reformular los programas de estudio, y eso podría implicar un cambio en el tiempo de dedicación y los calendarios”, dijo Ramos.

Indicó que, además, se deben incrementar los días efectivos de clases, tanto para bachillerato como para primaria. La Ley Orgánica de Educación, refirió, considera que deben ser 200 días de actividades, en los que se incluye el trabajo de aula y el administrativo. “Deben ser 200 días de clases propiamente”, señaló.

Lila Vega, vocera de la Red de Madres, Padres y Representantes, considera que esa debe ser la meta. “Se debería revisar el calendario para que sean más días. Incluso hay países que tienen 220 días de clases. Entre más tiempo se cuente para preparar a los niños, es mucho mejor para ellos. Es como un deportista: mientras más horas practique, más eficiente será”.