• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Vendedores de la autopista GMA rechazan desalojo

Se espera que los remuevan hoy en la mañana | Foto: Henry Delgado

Se espera que los remuevan hoy en la mañana | Foto: Henry Delgado

Las autoridades del Ministerio de Transporte les notificaron que sus locales serían demolidos para edificar allí un parador turístico. Los comerciantes dudan de la oferta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Resignados y a la espera de que se concrete el desalojo notificado el jueves por las autoridades del Ministerio de Transporte y funcionarios de la GNB, se encuentran los propietarios y trabajadores de los 34 locales de venta de comida, ubicados en el kilómetro 0 de la autopista Gran Mariscal de Ayacucho.

Luis Francisco Mestra, dueño del negocio El Kiosco de Sinú, dijo que trabaja en el negocio desde hace 16 años y que no permitirá que lo despojen de su propiedad sin indemnización alguna: “De aquí saldré con los pies hacia delante”.

Mientras la mayoría de los vendedores se quejaba al comentar que no tenían otra fuente de ingresos para sobrellevar los gastos de sus respectivos hogares, Maribel Olivo advertía que ella incluso vive dentro del local donde trabaja, “El Rincón del Camionero”.

Por ley, a 50 metros de las vías expresas no puede haber construcciones, pues el área debe preservarse para ampliaciones futuras u otras infraestructuras. 

“Hemos pasado mucho trabajo. Venimos del polvo, de la pobreza, y nos hemos levantado con mucho esfuerzo. Cómo es posible que ahora nos saquen de esta forma y que nos hagan sentir que no valemos nada. Si nosotros somos el pueblo y por eso es que ellos están allí gobernando”, reflexionó Olivo.

“Dijeron que demolerían los locales sin importar quién estuviera adentro”, denunció José Gregorio Marín. “¿Cómo nos liquidarán a nosotros los trabajadores si a los dueños los obligan a cerrar?”, se preguntaba Rosi Caicedo. “Soy madre soltera y mantengo a mi familia con un carrito de perros calientes. ¿Cómo haré ahora?”, se quejaba Yajaira García.

Nubia Mejías comentó que el día jueves, luego de recibir la visita de las autoridades, fue con otros comerciantes de la zona hasta el Palacio de Miraflores para encontrar alguna justificación al desalojo.

“Lo que aquí nos gritaron, allá nos lo repitieron pero suavecito. Dijeron que no teníamos derecho a indemnización alguna y que más bien deberíamos darles las gracias al Estado por habernos dejado trabajar por tanto tiempo de forma ilegal”, dijo Mejías.

Los vendedores de comida ubicados a los extremos de la autopista dicen que las autoridades del Ministerio de Transporte les comentaron sobre la construcción de un parador turístico a los lados de la vía, donde ellos tendrían su espacio. Sin embargo, los comerciantes dudan de que esta iniciativa se concrete. Además, se preguntan cómo sobrevivirán en los meses previos a la edificación de tal proyecto.