• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Colombia invierte en bibliotecas para desarmar la violencia

El presdiente colombiano, Juan Manuel Santos / AFP

El presdiente colombiano, Juan Manuel Santos / AFP

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha construido 100 bibliotecas públicas, frente a las 16 que se hicieron en los cuatro años de la administración anterior

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Invertir en casas de cultura y bibliotecas no solo contribuye a la educación, sino que promueve la reconciliación en zonas de conflicto, declaró a Efe la ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, quien participó en una feria literaria en Brasil.

La funcionaria ve esas instalaciones como "espacios neutros por excelencia, donde la libertad de opinión debe estar ahí y donde los conflictos se terminan a través de la discusión, de la critica respetuosa, y no a través de la violencia", dijo.

Gárces viajó a Brasil para participar en la 15ª edición de la Feria FNLIJ del Libro para niños y jóvenes en Rio de Janeiro, que tiene a Colombia como país homenajeado y cuenta con la presencia de algunos de sus escritores y ilustradores, como José Rosero, Claudia Rueda, Yolanda Reyes e Irene Vasco.

La ministra presentó en el certamen, que tiene lugar hasta mañana, el sistema de bibliotecas públicas de su país como una experiencia de éxito, pues a su juicio la inversión en lectura, cultura y música es fundamental para cambiar situaciones de conflicto.

Como ejemplo, ella habló del caso de Cali, donde dos pandillas vivían enfrentadas hasta que se decidió hacer un colegio y una megabiblioteca en la mitad de los dos barrios, en un espacio que se llama Agua Blanca.

"El alcalde decidió que la biblioteca tendría que ser alta, porque la gente que poblaba esas comunas estaba acostumbrada a mirar desde abajo hacia arriba y nunca podría reconocer su territorio desde las alturas", explicó.

La biblioteca, de seis pisos, obligó a los estudiantes, que antes se veían enfrentados, a compartir las clases, los espacios deportivos y los libros.

Para Garcés, incluso en comunas violentas como las de Cali hay un consenso de que se debe respetar los espacios de la cultura y es necesario que esa actitud se extienda a toda la sociedad.

El Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas del Gobierno de Colombia ha logrado que todos los municipios tengan por lo menos una biblioteca pública, de manera que ahora los esfuerzos se concentran en fortalecer sus contenidos, con novedades literarias, periódicos y revistas, explicó la ministra.

La prioridad de inversión está en municipios llamados de "consolidación", que sufren violencia o conflicto, donde el estado llega con presencia militar, pero también con ofertas culturales para cambiar las condiciones de vida.

Según Garcés, "el impacto social tiene que ver con la autoestima de esas poblaciones, con la posibilidad de narrar sus propias historias, de preservar su lengua".

Las comunidades indígenas y palenqueras (afrodescendientes) reciben textos en sus propios idiomas, hay actividades culturales en las bibliotecas o en las malocas, donde se desarrolla su vida cultural y en comunidad.

El Ministerio de cultura ha dedicado más del 32 % de su presupuesto total al Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas, mientras que en el último año ese porcentaje superó el 50 %, dijo Garcés.

Según la ministra, el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha construido 100 bibliotecas públicas, frente a las 16 que se hicieron en los cuatro años de la administración anterior.

Para financiar el programa se emplea la décima parte de un impuesto del 4 % del consumo de la telefonía móvil, explicó.

"Eso implica que los ministros siguientes que ocupen el cargo tienen la obligación de destinar esos recursos al proyecto, aunque cambien sus enfoques", señaló.