• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Cmdlt cerró servicios por falta de agua

Sede del Centro Médico Docente La Trinidad | Foto: Raúl Romero

Sede del Centro Médico Docente La Trinidad | Foto: Raúl Romero

La medida de cierre del centro médico se mantendrá hasta que Hidrocapital solvente el problema, dijo su presidente Eduardo Mathinson

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A las 11:00 am, Karla Richemurzo llegó desde Barquisimeto, estado Lara, hasta el Centro Médico Docente La Trinidad, en Caracas, para realizarle a su abuela los exámenes de sangre de control oncológico. En la entrada del centro el vigilante le dijo: “No hay paso, porque no se está prestando servicio médico por falta de agua”. La secretaria del laboratorio les informó que no estaban atendiendo pacientes externos. El servicio de laboratorio, consulta médica e intervenciones quirúrgicas electivas quedó suspendido. “Viajamos tantas horas para que nos digan que no pueden atendernos. La cita estaba programada hace un mes y medio y no pudieron avisarnos que el centro hospitalario no prestaría servicio a pacientes”, se lamentó Richemurzo.

Eduardo Mathison, presidente de la institución, explicó que hace más de un año el Cmdlt no recibe el suministro de agua suficiente para el llenado del tanque de almacenamiento de 1,5 millones de litros. Dijo que en los últimos meses el servicio de agua llegaba con poca regularidad y fraccionado. Refirió que ante la contingencia se planificaron y decidieron restringir la atención de las consultas médicas, laboratorio clínico, imagen e intervenciones quirúrgicas electivas y ambulatorios a los pacientes y usuarios. “Solo atenderemos estrictas emergencias y pacientes hospitalizados”, afirmó Mathison, quien también es miembro de la Asociación de Clínicas y Hospitales privados.

La capacidad máxima de llenado del tanque de almacenamiento no alcanza su totalidad por la poca presión con que reciben el agua durante la semana. Solo miércoles y jueves tiene mayor presión. “Se necesitan más de 200 cisternas para llenarlo, pero en la ciudad no hay camiones suficientes para solventar el problema”, dijo. Mathison reiteró: “La política de la institución es tratar los problemas y resolverlos, no endosarlos a los pacientes”.

En el centro hospitalario hacen vida más de 3.000 personas entre trabajadores y pacientes en hospitalización, mientras que a diario reciben entre 4.000 y 5.000 personas. “Tenemos un consumo diario de 300.000 litros. Si la capacidad fuera mucho más amplia alcanzaría para una semana sin control y a unos 10 días con racionamiento”, explicó.