• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Incertidumbre electoral retrasa compra de artículos escolares

Los padres visitan varias tiendas antes de completar las listas escolares de sus hijos

Los padres visitan varias tiendas antes de completar las listas escolares de sus hijos

Los consumidores buscan variedad, calidad y precios más asequibles, pero aún no completan la lista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A diez días para que los alumnos de educación inicial y básica comiencen el año escolar 2012-2013 (17 de septiembre), los comerciantes esperan ver más movimiento en sus negocios y que se incrementen las ventas.

Josefa Hurtado, encargada de un puesto en la feria escolar, organizada por la Alcaldía de Chacao en la plaza Brión de Chacaito, asegura que para esta fecha, en años anteriores, los padres ya habían adquirido casi la totalidad de los útiles requeridos en la lista de sus hijos, mientras que ahora la afluencia ha disminuido.

"En 2011 ya para esta fecha habíamos tenido que reponer mercancía porque se había agotado, este año las ventas han estado muy lentas", dice.

La causa, según Hurtado, es la cercanía de las elecciones presidenciales al inicio de clases.

"El país está muy politizado y la gente está más pendiente de otras cosas. No es que no vengan a comprar, pero los útiles no son su prioridad, por los momentos", señala.

Edith Sánchez, vendedora de la librería Arte Real, en la Candelaria, afirma que las ventas se han mantenido, pero coincide con Hurtado en que la temporada se ha retrasado.

El entusiasmo de los representantes con el inicio de las clases tampoco es el mismo, agrega Humberto Marín, trabajador con más de 10 años de experiencia en la feria municipal. "La gente centra su atención en las elecciones, está más pendiente de eso", asegura.

La búsqueda de precios más asequibles es otra de las causas de la postergación en las ventas. Amelia Barrios, madre de dos niños en edad escolar, ha completado sólo una de sus listas. 690 bolívares gastó en una librería, tres cuadernos, tres textos, una pega, colores, una resma de hojas blancas y otros materiales de papelería para su hijo que cursará segundo grado.

Según el presupuesto que le cotizaron en el mismo establecimiento, la lista de su otro hijo, que va a primer nivel, pasa de 1.000 bolívares. Visitará otros comercios para comparar precios.

Cuadernos, textos escolares, colores y resmas de hojas blancas son los artículos más costosos. Los comerciantes coinciden en que el aumento en los útiles es de 20% aproximadamente, aunque aseguran que dependiendo del que se trate el incremento varía.

La Enciclopedia Girasol para sexto grado se comercializa en 126 bolívares en una librería de Sabana Grande, 16 bolívares más que en 2011, mientras que los libros enlaces de la editorial Santillana se venden en 180 bolívares por rama de estudio, se separan en Ciencia y Tecnología, Matemáticas, Lengua y Literatura y Sociales, y hay listas de útiles que exigen las cuatro materias, lo que sumar un desembolso de 720 bolívares sólo en textos.

La indumentaria escolar también ha registrado aumentos con relación al año pasado.

Cinthia Urquiaga, vendedora de uniformes, asegura que aunque el alza no es tan notoria, la mayoría de sus artículos cuestan desde 10 bolívares en adelante.

Ana Garzón ya invirtió 500 bolívares sólo en uniformes: compró para su hija que estudiará octavo grado 4 camisas, 2 pantalones y medias.

Descuentos. Las ferias escolares son una opción para los padres que tienen presupuestos más ajustados. Están organizadas por diferentes organismos gubernamentales y por lo general tienen una sola lista de precios.

Iris Martínez, vendedora de uniformes en la feria escolar bolivariana, que está ubicada en el Centro Ferial la Candelaria, afirma que los clientes reconocen los bajos precios del local. Martínez comercializa monos de tallas pequeñas entre 60 y 70 bolívares, y camisas para preescolar y primaria en 50 bolívares.

Skerlyn Morales, madre de dos niños, indica que en relación con otros establecimientos comerciales, en las ferias es posible conseguir mejores precios. Cuenta que se ahorró 70 bolívares por pieza al comprar los pantalones de gabardina en la feria escolar de Chacao.

"Mientras aquí gasté 80 bolívares por uno, en una tienda me lo estaban vendiendo en 150", dice.

Los libros, los bolsos y los cuadernos también se venden con descuentos de 5%, 10% y 15% en las ferias, según una de las vendedoras de Chacao. Los diseños, las marcas y la calidad de los productos inciden en los precios. En la feria escolar bolivariana hay cuadernos desde 7 bolívares.

Por edades
Mientras más pequeño es el niño más costosa es la lista, repiten los comerciantes en los negocios. Los padres coinciden en que los artículos que requieren los niños que van a cursar los distintos niveles de preescolar pueden llegar a duplicar los solicitados a los demás estudiantes.

A los colores, témperas, cartulinas y resmas de papel bond, se suman colchonetas, papel higiénico, servilletas y delantales para completar las listas de los niños de educación inicial.

En la feria escolar de Chacao se comercializan las colchonetas desde 80 hasta 120 bolívares, dependiendo de las características de la pieza, y los manteles oscilan entre 25 y 120 bolívares.

"Lo que compras no dura y tienes que reponerlo", dijo Carmen Flores, a cargo de sus dos nietos de preescolar.