• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Cirugías cardiovasculares están en riesgo

Médicos alertan que no podrán operar si no llegan los materiales necesarios | Foto Archivo El Nacional

Médicos alertan que no podrán operar si no llegan los materiales necesarios | Foto Archivo El Nacional

El déficit de suministros para atender cardiopatías causó un retroceso en el método de las intervenciones en hospitales y clínicas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el hospital de Niños J. M de los Ríos solían hacerse alrededor de 350 cateterismos terapéuticos anuales. Este año, no han podido realizar ni uno. En vez de aplicar procedimientos no invasivos, los médicos han resuelto cardiopatías congénitas con cirugías a corazón abierto, en vista de que los pedidos de abastecimiento de insumos médicos no han sido atendidos por los retrasos en la entrega de divisas a los proveedores.

En el país, la primera causa de muerte son las enfermedades cardiovasculares. En la Policlínica Metropolitana, sólo tienen kits de insumos médicos para dos cirugías de corazón, que reservan para alguna emergencia. Las cirugías electivas están descartadas pues quedan dos dispositivos de circulación extracorpórea —que asume las funciones del corazón mientras se opera—, racionan los equipos ATL para recuperación de células, y escasean los hemoclips, para vasos arteriales y venosos. “Hasta que no haya algún proveedor, no se podrán hacer las cirugías”, advirtió, George De Santolo, cirujano cardiovascular.

El inventario de los distribuidores está en cero. La poca existencia la tienen las clínicas y están intentando conservarlo para emergencias, según informó Antonio Orlando, presidente de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos (Avedem).

Aproximadamente el 95% de los materiales médicos usados en Venezuela son importados. Los utilizados en casos cardiovasculares son de los más demandados. “La respuesta del Estado fue crear un nuevo organismo. Esperamos que no sea más burocrático y que retrase los procesos. Necesitamos que los insumos lleguen ya”, dijo Carlos Rosales, presidente de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales Privados.

Alexis Bello, cirujano cardiovascular de Clínicas Caracas, recordó que cada 20 minutos fallece un paciente venezolano como consecuencia de un padecimiento cardíaco y que muchos de ellos requieren ser tratados con cirugías. “Este debe ser un problema de orden público. En términos económicos, las operaciones de corazón son una actividad inelástica, es decir, que no pueden ser sustituidas por otras”.

Bello, también director de la Fundación Cardioamigos, cree que el tiempo juega en contra. Incluso en el supuesto de que se liquiden las divisas, todos los procedimientos necesarios para obtener los insumos entorpecerán la pronta estabilización del sistema de salud. El tiempo de la cirugía cardiovascular es crítico.