• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Científicos del IVIC investigan plantas venezolanas para desarrollar medicamentos contra el cáncer

 Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC)

Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC)

El investigador del Laboratorio de Patología Celular y Molecular, del IVIC, Peter Taylor, adelantó que, hasta el momento, se han hecho los experimentos iniciales con unos 600 extractos de plantas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), trabajan en un proyecto, financiado por el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit), para identificar y caracterizar compuestos naturales que permitan desarrollar nuevas drogas o medicamentos para el tratamiento de células tumorales.

El investigador del Laboratorio de Patología Celular y Molecular, del IVIC, Peter Taylor, adelantó que, hasta el momento, se han hecho los experimentos iniciales con unos 600 extractos de plantas.

Taylor aseguró que, “Primero, se hace una revisión de las plantas que tienen actividades contra las células tumorales en cultivo. Después, se identifica cuál es el compuesto responsable de la actividad antitumoral, se hace un fraccionamiento biodirigido para identificar esos compuestos y una vez identificados, los aplicamos a modelos de cáncer en ratones: se le introduce cáncer a un ratón y, luego, se le aplica el compuesto para ver los resultados”.

El científico explicó que, “En la naturaleza, en la jungla, hay drogas interesantes. La morfina y la aspirina, por ejemplo, son drogas que provienen de plantas con propiedades bioactivas. Taxol y vinblastina, fármacos anticancerosos, también vienen de las plantas. En este proyecto del IVIC, estamos buscando posibles drogas antitumorales, en la naturaleza venezolana”,

Además, este grupo de científicos venezolanos, está haciendo bioprospección de compuestos naturales para controlar la inflamación crónica de pacientes con cáncer que, en muchas casos, suele apoyar el tumor. “Cuando tenemos una planta, la examinamos por su actividad antitumoral directa y por su efecto antiinflamatorio”, precisa.

Taylor sostuvo que estos estudios están en la primera fase de un camino muy largo a los hospitales. “Nosotros podemos identificar miles de compuestos y, de ésos, uno solo podría llegar a la clínica. No es que encontramos una planta o encontramos un compuesto y mañana está en la clínica. Es un proceso largo, muy costoso”.