• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Ciclistas piden menos límites y más promoción

Asamblea de Ciclistas Urbanos de Caracas proponen que se prohíba el tránsito de motos por las ciclorrutas | Foto William Dumont

Asamblea de Ciclistas Urbanos de Caracas proponen que se prohíba el tránsito de motos por las ciclorrutas | Foto William Dumont

Exigen que se reconozca la bicicleta como vehículo que puede circular no solo en ciclovías. Piden alternativas para estacionar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ahorrar en transporte público y disminuir costos en repuestos son algunas de las ventajas que enumera Yesenia Sumoza de la bicicleta como medio de transporte. La activista de la Asamblea de Ciclistas Urbanos de Caracas reconoce que, como los usuarios de otro tipo de vehículos, se enfrenta a conductores imprudentes y vías en mal estado. Sin embargo, considera que trasladarse en bicicleta “permite observar detalles de la ciudad que no se ven al caminar apurado o ir aislado en un carro”.

Cuando piensa en un reglamento para los ciclistas su expectativa es que, en lugar de limitaciones y prohibiciones, promueva la movilidad sostenible.

El domingo pasado la ACUC, organización creada en 2012 y que reúne a otras 16 asociaciones pro ciclismo, entregó sus observaciones a una normativa que está en período de consulta: la Ordenanza para la Circulación de Bicicletas en el ámbito del Municipio Libertador del Distrito Capital, que promueve el gobierno local.

El plan propone, entre otros aspectos, disminuir la contaminación ambiental y la construcción de ciclorrutas, según el texto disponible para su lectura y comentarios en la página web de la Alcaldía del Municipio Libertador.

Luis Calderón, miembro de la ACUC, y que como Sumoza ha participado anteriormente en mesas de trabajo con la alcaldía y el Instituto Municipal de Deporte y Recreación, calificó el reglamento de “bastante prohibitivo”.

Explicó que una de sus recomendaciones es que se reconozca la bicicleta como un vehículo que no solo puede circular en ciclovías, sino en el resto de las vías del municipio. También desean que se sancione a los motorizados que usan este espacio.

Otra objeción se refiere a las licencias de conducir. “La normativa dice que los ciclistas deberán tener un documento emitido por el Instituto Nacional de Transporte Terrestre para poder circular legalmente. Creemos que esto solo generará burocracia innecesaria e incentivará el ‘matraqueo’ en los funcionarios de seguridad”, señaló. En cambio, están de acuerdo con la creación de un registro electrónico, que en lugar de sancionar, permita llevar un control del número de ciclistas urbanos.

La construcción de estacionamientos es otro punto de honor. Calderón explicó que es necesario que se habiliten más lugares seguros para dejar el vehículo. Proponen que los estacionamientos que ya existen destinen un espacio para aparcar bicicletas y que se cobre una tarifa preferencial. “Ocupamos menos espacio y no contaminamos”, dijo.

La ACUC también consideró que es vital aclarar aspectos de redacción e imprecisiones sobre definiciones, normas para la circulación de niños y adolescentes y el establecimiento de alianzas con otros municipios. El documento con sus propuestas fue difundido en la cuenta de Twitter de la organización, @AcuCcs.

Sumoza opinó que estas iniciativas pueden transformar la ciudad, pero antes es preciso que se refuerce en el sistema educativo la comprensión sobre cómo funciona el tránsito y sus leyes.

Añadió que es importante que exista coherencia entre los distintos entes y recordó que con la reciente ampliación de la autopista Valle-Coche se eliminaron 200 metros de ciclovía hacia la Universidad Bolivariana: “Eso demuestra una desconexión entre la alcaldía y el ministerio encargado de la obra”.

Reimpulsarán préstamos
En julio de 2015 la Alcaldía de Libertador y el Instituto Municipal de Deporte y Recreación implementaron la primera etapa del Sistema Público de Bicicletas con la instalación de tres bici-estaciones para el préstamo de estos vehículos: En Bellas Artes, en las residencias estudiantiles en Sabana Grande y en la plaza Diego Ibarra. Habilitaron 300 unidades, otorgadas por la Fábrica Nacional de Bicicletas o Fanabi.

La semana pasada, en un recorrido por estos puntos no se observaron bicicletas ni personal en las infraestructuras. Carlos Díaz, presidente del Imdere, explicó que se debe a que actualmente trabajan en el relanzamiento del programa, así como la instalación de un sistema informático para agilizar el proceso. Aseguró que, desde su funcionamiento, la demanda se disparó y lograron contar 700 solicitudes al día en las tres estaciones. A la fecha, suman casi 3.000 préstamos.