• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Choco, el perro que protesta

Choco fue rescatado gracias a las redes sociales

Choco fue rescatado gracias a las redes sociales

Se perdió cuando acompañó a los estudiantes de la UCV a la marcha en Ciudad Banesco. Gracias a las redes sociales fue rescatado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jóvenes apiñados, jóvenes corriendo, guardias enfilados conteniendo la concentración, ráfagas de humo que corren detrás de bombas lacrimógenas, heridas abiertas por contusiones. Una imagen resaltó entre las que circularon en las redes sociales luego de la concentración de los estudiantes del jueves en Ciudad Banesco. En un par de fotos aparecía un perro cargado por un joven, con morral y máscara de gas, en medio de la estampida que siguió a la refriega de los cuerpos de seguridad.

El perro es Choco, un callejero marrón que merodea la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela, y sobre el cual se generaron miles de retuits de ayuda para su búsqueda, como ocurre desde hace más de un mes luego de cada manifestación, pero con fotos, nombres y números de cédula de estudiantes.

 “Todas las noches revisamos en Twitter las listas de detenidos y entre las fotos vimos a Choco. Uno de los muchachos fue a la facultad a ver si estaba allí y no lo encontramos. Él siempre nos sigue a todas partes, al comedor, a dónde vayamos. Creemos que un grupo que fue temprano a buscar unas cosas para la marcha y Chocho los siguió y no se dieron cuenta”, explicó Marijul Narváez, representante del Movimiento Estudiantil en Ciencias-UCV.

 Choco forma parte de una comunidad canina que adoptaron los estudiantes, que reúnen dinero para su comida y su atención. Vive desde hace 12 años en la facultad y hasta una página de Facebook tiene –con 995 amigos- en la que informa ser un caraqueño que estudia y trabaja en la Facultad de Ciencias y que esta en una relación amorosa abierta.

 La búsqueda por redes sociales dio con Choco, que quedó desorientado en medio de la dispersión de la protesta. Un tuit alertó que un perro se encontraba refugiado en un sótano en Colinas de Bello Monte, frente a un poste que tumbó la ballena. Cerca de las 11 de la noche, los estudiantes confirmaron que Choco había ya vuelto a su casa. Alguien lo guió hasta su facultad.