• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Trámites para el exterior rebasan capacidad de las universidades

En la UCV solo siete empleados tramitan las certificaciones de notas | Foto Raúl Romero

En la UCV solo siete empleados tramitan las certificaciones de notas | Foto Raúl Romero

La mayoría de las peticiones para validar documentos académicos para el extranjero proviene de egresados de Medicina y de Ingeniería

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La cola en la Universidad Central de Venezuela para solicitar la certificación de documentos para estudios en el exterior puede demorar de dos a tres horas. El incremento de la demanda obligó al departamento de Secretaría General a implementar el sistema de atención por el terminal de la cédula y solo entre las 8:00 am y las 11:30 am.

A Eduardo Contreras, egresado de Agronomía, le toca ir los lunes. En un día solo pudo retirar las planillas para cancelar el costo de los trámites en el banco. En la semana siguiente tuvo que volver para proseguir el proceso: consignar los documentos en la sede de la Federación de Centros Universitarios, espacio que tuvo que ser cedido para tramitar las 4.000 solicitudes de certificación que semanalmente llegan a la UCV.

“El proceso es lento y engorroso, deberían simplificarlo. Cuando fui había dos personas atendiendo; una recibía los papeles y también tenía que ordenar la cola y abrir la puerta para que entrara más gente”, afirmó Contreras, quien necesita los papeles firmados por la rectora para cursar un postgrado en Australia este año.

Las peticiones para autenticar notas, fondos negros de títulos o actas de grado aumentaron sustancialmente en el último año, señaló la coordinadora general de Secretaría, Nina Rodríguez. Se atienden 300 personas a diario y cada una pide certificar tres documentos en promedio.

El déficit de personal dificulta el trámite. El departamento de certificaciones tiene siete personas para tramitar los 4.000 documentos semanales. Inicialmente el solicitante debía esperar 30 días hábiles para retirar sus papeles, luego el plazo aumentó a 40 días y a veces se supera el tiempo de espera por la escasez de personal, dijo la jefa del departamento, María Eugenia Guillén. La mayoría de las solicitudes proviene de Medicina, Odontología y de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales.

Familias enteras emigran. El incremento de trámites de egresados antes de la década de los noventa también ha complicado el proceso, pues el departamento solo ha automatizado los expedientes de 1994 en adelante. En cada cubículo de la oficina reposan decenas de libros antiguos —entre 1960 y 1990— que los empleados revisan sin guantes y tapabocas. Los materiales permanecen en el sótano de la Biblioteca Central, ya contaminado por el tiempo. Debido a eso, solo una vez por semana envían a un empleado a esta área para buscar un lote.

Hasta hace dos años, lo común era que un recién egresado pidiera sus documentos validados por la universidad para estudiar fuera. Ahora se ha hecho cada vez más habitual que familias enteras realicen el mismo trámite, indicó Rodríguez.

Isabel Castillo retiró sus notas certificadas y el programa de estudio en Sociología de la UCV hace unos meses. En marzo volvió a la institución para pedir los documentos de su hijo, egresado de Ingeniería en 2013. “Voy a vender todo para que él se vaya y me voy a quedar con mi pensión. Quiero que mi hijo tenga una vida mejor. Saqué mis papeles por si acaso”, expresó Castillo.

Antes de graduarse como licenciado en Física, en diciembre del año pasado, Jesús Díaz ya estaba decidido a irse del país por la dificultad de conseguir empleo. Inició el papeleo en la UCV en febrero. "Me dijeron que debía esperar 30 días hábiles. Tengo la cita en Relaciones Exteriores el 28 de abril, pero antes tiene que pasar por el Ministerio de Educación Superior, de lo contrario pierdo la cita", contó el joven de 25 años.

Preocupación académica. Entre enero y abril de este año aumentaron 9% las solicitudes de documentos en la Dirección de Admisión y Control de Estudios de la Universidad Simón Bolívar. En el mismo período, de 2014, se elaboraron 7.431 documentos simples o certificados (por el rector) y este año la cifra llegó a 8.080. Para realizar estos trámites solo cuentan con dos funcionarios en la sede de Sartenejas y dos en el núcleo del Litoral. Actualmente, 55% de las solicitudes proviene de Ingeniería, informó la directora del DACE, Lucy Pires.

En el último año también aumentaron las peticiones de documentos de expedientes antiguos en la Universidad Católica Andrés Bello, donde se incrementaron los trámites para el exterior en más de 50%, precisó la directora de Secretaría de la UCAB, Karyn Ramos.

60% de los certificados académicos que se solicitan en la Universidad de los Andes son para el exterior, especialmente de Medicina e Ingeniería, dijo el secretario de la ULA, José María Andérez. Hasta hace dos años solo 10% de los trámites era para el extranjero.

En febrero los secretarios de las universidades del país se reunieron en Carabobo para discutir la situación de la fuga de talentos. “Les hemos preguntado a las personas la razón y la respuesta es que están buscando trabajo afuera, que consiguieron un empleo o que van a ir a estudiar. No solo los egresados lo están haciendo, sino también nuestros profesores”, alertó Andérez.

Automatizarán trámites
La UCV y la ULA están diseñando sistemas en línea para que estudiantes y egresados puedan solicitar vía web la certificación de sus documentos académicos para el exterior.

El sistema en línea para la UCV se encuentra casi listo. Solo falta el desarrollo del “pronto-pago” para que el solicitante pueda cancelar el trámite por Internet. Se calcula que este proceso dure dos meses, informó la coordinadora general de Secretaría, Nina Rodríguez.

Se espera que entre septiembre y octubre entre en funcionamiento el sistema en línea para la ULA, a través del cual se podrán pedir validaciones sin necesidad de acudir a la universidad, precisó el secretario de la casa de estudios, José María Andérez.