• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Carmen de Uria se hunde entre escombros

El área quedó totalmente devastada durante el deslave de 1999 | Foto Luis López

El área quedó totalmente devastada durante el deslave de 1999 | Foto Luis López

Se van a cumplir 15 años del deslave que arrasó con el pueblo y 10 años de la promesa de convertir la zona en un parque para conmemorar a las víctimas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

María Galliardi tenía 11 años de edad cuando ocurrió el deslave en Vargas, del que se cumplirán 15 años en 10 días. Aún recuerda amigos y vecinos que desaparecieron en aquella fecha. Su familia sobrevivió y desde entonces está en Carmen de Uria junto con otros 11 grupos parentales que se han resistido a abandonar su terruño declarado inhabitable y que en 2005 el presidente Hugo Chávez ordenó convertir al pueblo, que el lodo y la lluvia arrasó, en un parque recreacional conmemorativo.

“Estas son tierras de los Galliardi y existe titularidad de los terrenos. Nos duele que hoy sea destruido el ambiente por la contaminación que generan los escombros. Hemos ido a todas partes y nadie nos hace caso. Hay una situación irregular con la propiedad de la heredad y se comete un crimen ecológico con daños irreversibles para el ambiente”.

Informó que 36 camiones están autorizados para entrar a la zona resguardada por la GNB y cada uno realiza entre 4 y 5 botes en una jornada; son más de 200 entradas diarias que hacen los vehículos.

Carmen de Uria fue declarada zona de sembradío, y área de distracción y recreación. Las cuencas de los ríos fueron afectadas por sedimentación fluvial, pero en el pueblo lo que ocurrió fue una erupción fluvial porque el agua brotó de debajo de la tierra. Por eso la decretan zona especial, según Gaceta Oficial número 107 y decreto 059 del 12 de octubre de 2005.

“Hoy es un cementerio de basura y escombros que obstruyen la cuenca del río y contaminan el lugar, ante la mirada complaciente de las autoridades”.


Escombros como negocio. La empresa EquipeVar cobra desde 300 y hasta 500 bolívares por cada bote de escombros y recaudan más de 3 millones de bolívares al mes. Una persona llena una planilla de control con el número de placa de los vehículos autorizados e igualmente entrega recibos, de acuerdo con el transporte y tipo de desechos: escombros, basura, alimentos descompuestos o cachivaches.

“No es competencia de la gobernación recoger los escombros sino de la alcaldía, pero ignoramos el destino de ese dinero”, dijo Galliardi, quien agregó que inicialmente los escombros provenían de las obras de la Misión Vivienda, pero ahora son de los hoteles Meliá y Sheraton. El sitio se convirtió en el principal vertedero de la región.

“Nos duele esta tierra y vamos a insistir en su recuperación para que sea un espacio de respeto. Fueron muchas las familias que desaparecieron y en su memoria vamos a recuperarlo”.

El dato
El domingo 14 de diciembre el obispo Raúl Biord oficiará una misa a las 9:00 am, para conmemorar los 15 años de esta triste fecha. “Es una oportunidad para el reencuentro y recordar a nuestros seres queridos que aún siguen vivos en esta tierra de Carmen de Uria y en nuestros corazones”, expresó Julio Díaz, otro de los sobrevivientes de la población.