• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Caricuao celebra a su patrono y le pide seguridad

Los habitantes de Caricuao denuncian el descuido de sus áreas verdes / FOTO: MANUEL SARDÁ

Los habitantes de Caricuao denuncian el descuido de sus áreas verdes / FOTO: MANUEL SARDÁ

Dicen estar azotados por los delincuentes y solicitan las ordenanzas pendientes por ser parroquia ecológica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Apenas salió la procesión para honrar a San Martín de Porres hurtaron la batería de un carro. El vehículo estaba estacionado junto a la iglesia nombrada en honor al santo peruano, y el reloj todavía no marcaba las 10:00 am cuando ocurrió el hecho. 

"Vivimos asediados por ladrones", aseguró Fernando Canelón, activista de la zona. 

Este año perdieron la cuenta de los robos que han ocurrido en las cercanías del templo, ubicado en un área alta de la UD2 de Caricuao. En esa misma parroquia en enero de 2013, un delincuente golpeó a quien fuera el párroco de la iglesia por más de 20 años, Marcos Robayo. "Lo primero que yo le pido a San Martín de Porres es que nos haga humildes y serviciales para educar a las familias en el evangelio y así minimizar el número de monstruos que han deteriorado a la sociedad venezolana por la delincuencia. Estamos expuestos a cualquier hora del día", reflexionó Belkys Pérez. 

La iglesia de Caricuao fue una de las primeras llamadas como el santo de la escoba, porque se fundó en 1962, mismo año que San Juan XXIII canonizó a Martín de Porres. 

Su fiesta se celebra el 3 de noviembre y la comunidad aprovechó la eucaristía de ayer para homenajearlo. 

"La iglesia está muy aislada, la zona es muy sola y oscura, y eso se presta para muchas cosas", coincidió Daniel Cumaná, miembro del grupo de Jóvenes Martinianos. Cecilia Bautista afirmó que luego de la agresión contra el sacerdote ubicaron en la zona un módulo de la Guardia Nacional, que solo estuvo en el sitio durante ocho meses. 


Vía a los delincuentes. A prin- cipios de año la Red Ambientalista de Caricuao denunció la construcción de un túnel entre La Rinconada y Caricuao que afectaba parte de las hectáreas del parque recreacional Vicente Emilio Sojo. Desde entonces advertían que la construcción, además de afectar un área verde, podía facilitar la entrada de delincuentes en la zona. El tiempo les dio la razón, pese a que la obra todavía no está lista. Maribel García, miembro de la red, dijo que en la UD5 ­que colinda con la construcción­ ha aumentado la delincuencia. Denunció que hace dos meses un grupo de hombres asaltó a los trabajadores de la obra, lo que causó un enfrentamiento entre los delincuentes, la policía y la GNB. 

"Hay un desarrollismo sin límites y sin conciencia. Todavía estamos esperando que el Ministerio de Transporte convoquen a las mesas técnicas, para que junto con la comunidad se definan las acciones para mitigar el daño ambiental que la obra produjo en el Vicente Emilio Sojo y resarcir el daño ecológico", dijo García. 

Agregó que también están a la espera de las reuniones con la Cámara Municipal de Libertador para elaborar las ordenanzas de la parroquia ecológica ­Caricuao goza de este título desde 2009­. "Eso nos permitirá delimitar los bordes de la parroquia, trabajar en la recuperación de los espacios y determinar qué es lo que nos queda", agregó García.