• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Caraqueños desean el entendimiento entre sus autoridades

Ciudadanos influyentes reflexionan sobre la gobernabilidad en la capital. A propósito de los 448 años de Caracas ofrecen ideas para mejorar y articular las políticas públicas en el área metropolitana. La inseguridad, la anarquía y la falta de guía son los principales problemas que observan. Piden que se reconozcan los liderazgos elegidos, y que haya civismo y paz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Me gusta despertarme en Caracas”
César Miguel Rondón
Periodista y locutor
El caraqueño tiene un vicio muy peculiar que es hablar mal de su ciudad, pero no se va. Caracas es mi ciudad más querida y no solo por el Ávila. Es la ciudad en la que yo me crié. El cielo es el más bello que hay y el clima es el más generoso. Me gusta despertarme, soñar, dormir en Caracas. Para mejorarla habría que empezar por unos alcaldes que fuesen honestos y se tomasen el trabajo de gerenciar una ciudad tan peculiar y complicada, sobre todo, que la quisieran tanto como nosotros. En Caracas manda la anarquía, el caos, el desorden, la anomia. Últimamente le pertenece al susto, al miedo.


Falta profesionalismo y orden
Hannia Gómez
Directora de Fundamemoria
“Es necesario que Caracas tenga un organigrama lógico que permita el éxito. Eso no está ocurriendo en este momento: el alcalde metropolitano está preso, hay organismos que se pisan los callos en todas las instancias y eso hace que haya anarquía en la toma de decisiones. Nadie está funcionando a cabalidad. Con el paso del tiempo ha habido una merma de personas capacitadas en las alcaldías y en las instancias de gobierno de la ciudad.

Hay mucho improvisado tomando decisiones. La ciudad es un proyecto y el proyecto tiene que ser manejado por profesionales”.

El miedo es el dueño
Rafael Uzcátegui
Coordinador General de Provea
“Caracas no es de la ciudadanía sino lamentablemente de la inseguridad. El miedo es el gran dueño. Se ha adueñado de todos los espacios. En el centro de la capital, después de las 4:30 pm, todo está cerrado. La gente tiene temor y cree que es su propia responsabilidad no sufrir ningún delito. La gente se ha recluido en ámbitos privados, como los centros comerciales. A Caracas le hacen falta espacios públicos, sitios donde la ciudadanía pueda sentirse segura, encontrarse, dialogar, ponerse de acuerdo. Además un servicio de transporte público de calidad, que sea accesible y eficiente”.


Formar para el civismo
Gloria Perdomo
Trabajadora Social y directora de la Fundación Luz y Vida
“Yo creo que es importante tener autoridades y familias que piensen en la ciudad habitada por niños y que debe contar con los servicios, programas, normas y leyes que hacen falta para la convivencia. Quizá no funcionaria en lo inmediato, pero si los niños crecen con civismo a la vuelta de 15 años tendríamos otra ciudad. Nadie puede abrogarse el derecho de decir que tales zonas son de uso exclusivo. El aprendizaje social nos está enseñando que los agresivos, los que violentan la ley, los malandros son los que están mandando”.


“Deterioramos la gobernabilidad”
Benjamín Scharifker
Rector de la Universidad Metropolitana
“Si Caracas tuviera un poquito de paz terminaría de consolidarse como la sucursal del cielo. Caracas es dueña del desorden, la delincuencia, la falta de civismo. Nos hemos convertido en ciudadanos inhóspitos. Hemos acumulado todos estos problemas porque hemos deteriorado la gobernabilidad. Tenemos un alcalde mayor que no puede ejercer su cargo porque arbitrariamente ha sido puesto preso. ¿Cómo podemos exigirle gobernabilidad a una ciudad cuando desconocemos su máxima autoridad?”.


“Caracas es una lotería”
Luis Carlos Díaz
Comunicador social
“Caracas es una ciudad que le pertenece al desorden y a quienes hacen vida en ella o intentan competir por un poquito de urbanidad. Manda la incertidumbre, el no saber qué va a pasar; es una lotería. Es una ciudad sumamente violenta, no solamente por sus cifras sino por la sensación de competencia constante entre la gente. Es una guerra de todos contra todos.

Al no tener instituciones coordinadas esto es un chiste de ciudad. Hay que apuntar a resolver el tema de la violencia, a tener un transporte seguro y digno, y a recuperar los espacios nocturnos que se han perdido”.

“Es una anarquía total”
Rafael “Pollo” Brito
Cantante y animador
“La anarquía manda en Caracas. Cada una de las personas manda según su tiempo. Es una anarquía total”, dice Rafael “Pollo” Brito. Para el cantante, el centralismo hace que los ojos de todo el país volteen inevitablemente hacia la capital. En su área, asegura, los ciudadanos siempre están pendientes de qué artista se presentará en la ciudad. “Si pasa algo en el interior, lo primero que quieren es que esa información llegue a la capital”. “El Pollo” cree que Caracas es una ciudad “envidiable”, pero que requiere más atención. “Faltan muchas cosas: orden, cariño, respeto, seguridad”.


“Hace falta un director de orquesta”
Gustavo Izaguirre
Decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV
“Las alcaldías de Chacao, Sucre y Baruta han tenido un trabajo interesante en las zonas de barrios y a la vez no han dejado de hacer la planificación urbana, pero cuando hay un municipio, en este caso Libertador, que tiene un plan que responde más que todo a razones ideológicas, la Caracas socialista se convierte en una cosa que no se coordina con otros municipios. Nadie está mandando hay desorden. No hay una visión clara por parte del Ejecutivo de cómo coordinar la planificación. Hace falta un director de orquesta”.


“En Caracas hay muchas islas”
Javier Gorriño
Criminalista
La mejora de los servicios públicos debe ser básica. En Caracas, siendo la capital, tenemos grandes deficiencias en servicios públicos y eso resta la calidad de vida del caraqueño. La vialidad está colapsada. Caracas es de los caraqueños más que de los políticos que las manejan. Hay mejoras desde que está el esquema municipal, pero en Caracas hay muchas islas. Pareciera que hay un bloque del este que funciona bien y el del oeste que no se sabe si manda el burgomaestre de Caracas o el gobierno central, y hay una autoridad central que nada tiene que ver con los electores.


“Hay muchas instancias de mandato”
Elvia Colina
Consejera de la Congregación de Hermanas Franciscanas del Sagrado Corazón de Jesús
“Caracas es de los caraqueños. De los que vivimos aquí, hayamos nacido o no en ella, como yo que soy de Valencia. Todos somos parte de esta gran ciudad que nos acoge. Decir quién manda en Caracas es difícil: hay muchas instancias de mandato. Está el alcalde metropolitano, el de Libertador, pero también está el pueblo, las bandas, los colectivos, personas que por querer imponerse amedrentan y tienen una cuota de poder; algunas veces ese poder es abierto y agresivo, y otras veces va por debajo, socavando”.