• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Caracas está rezagada en políticas para la reducción de basura

Foto Archivo / Manuel Sardá

Foto Archivo / Manuel Sardá

La acumulación de residuos en calles, vertederos y rellenos sanitarios potencian la propagación de plagas y enfermedades, contaminación de aguas subterráneas y emisión de gases tóxicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la Gran Caracas se genera al día un promedio de 4.000 toneladas de basura, lo que equivale al peso de 571 elefantes adultos. Al mes se suman 120.000 toneladas y, pese a que el Plan de la Patria 2013-2019 establece la consolidación de un sistema para aprovechar los desechos y crear insumos útiles, es ínfima la cantidad de residuos que se procesan para reutilizar.

En el relleno sanitario La Bonanza, único lugar de disposición final de los desechos que tiene la ciudad y que también recibe basura de municipios de Valles de Tuy, al mes se reciclan 800 toneladas de residuos, según la información que ofrece la página web de Cotécnica, empresa que tiene la concesión para su operación hasta 2018. Apenas se recicla 0,66% de la basura que se produce en ese período.

Gobiernos municipales a quienes compete el manejo y recolección de residuos, ejecutan planes de reciclaje para educar a la población, instalan puntos de recolección y hacen jornadas mensuales; sin embargo, reconocen que el impacto aún es bajo, entre otras razones porque no cuentan con recursos para la creación de grandes centros de acopio o adquisición de transportes que busquen los materiales.

“Pudiéramos reciclar hasta el 80% de lo que producimos”; consideró Nicola Verónico, gerente de Ambiente de la Alcaldía Metropolitana de Caracas. Luis Valero, jefe de Aseo de Chacao, calculó 60%.

Juan Carlos Sánchez, doctor en Ciencias Ambientales, señaló que a escala nacional los residuos que son recogidos, clasificados y procesados para ser usados de nuevo, no superan el 4% de acuerdo con valoraciones de empresas recicladoras privadas que hacían y hacen vida en el país, al comparar su demanda de trabajo con la cantidad de basura apilada en vertederos y rellenos sanitarios. Estados Unidos tiene un índice de 30%.

“Si se reducen las cantidades de basura que se envían a la disposición final, se alarga el tiempo de vida de estos lugares y se evitará que lleguen al colapso, como ya ocurre”, indicó Iván León, presidente del Instituto Municipal Autónomo de Protección y Saneamiento Ambiental de Sucre.

“La información que manejamos es que La Bonanza está en sus últimos dos años de vida útil, así que es vital realizar trabajos de ampliación y adecuación, pero, que sepamos, no se está haciendo”; agregó.

Impacto

La acumulación de desechos y su permanencia en las calles por largos períodos son un problema de salud pública, porque aumentan la proliferación de bacterias y de enfermedades, indicó Sánchez, quien también es profesor de Ingeniería Sanitaria y Desarrollo Ambiental.

En los centros de acopio la preocupación es que los lixiviados (líquidos que se desprenden de la basura) se infiltren en los suelos y contaminen aguas subterráneas, así como los gases tóxicos que se generan, los cuales pueden contener sustancias cancerígenas como las dioxinas.

“Disminuir lo que va a los botaderos implica reducir la generación de residuos. Es necesario aplicar ordenanzas que obliguen a quienes más producen desechos a ser parte del proceso. El reciclaje trae beneficios económicos con las empresas que se dedican a esa industria. También tiene ventajas sociales porque se genera empleo”, opinó.

Directores de gestión ambiental y desechos de la Alcaldía Metropolitana de Caracas, Baruta, Chacao y Sucre, coinciden en destacar que por la situación económica en el país, han notado la reducción de basura, pero debido a que los vecinos tienen menor poder adquisitivo y consumen menos.

El origen

Además de la concientización ciudadana, otro de los obstáculos al que se enfrentan, detalló Sánchez, es que no hay una política oficial ampliada para la reducción de desechos ni su segregación desde el punto de origen, es decir desde residencias, comercios o empresas, ni una plataforma que garantice su efectiva recolección.

Sánchez destacó un proyecto de la Alcaldía Metropolitana de Caracas para elaborar un mapa de residuos sólidos que aún no se ha concretado por falta de presupuesto, pero sería fundamental para planificar el manejo de los desechos. El estudio, explicó, pretende levantar información sobre cuánta basura se genera, el tipo, en qué zonas y la frecuencia de su recolección.

“No todos los usuarios producen la misma cantidad de residuos ni el mismo tipo. Esta herramienta permitiría saber qué se puede reciclar y calcular costos del proceso”, dijo el ingeniero.

María Sánchez, jefa de Ambiente de Chacao, señaló que desde el municipio han adelantado terreno con un estudio de caracterización en 2011 que les permitió identificar estos factores.

Para ese entonces determinaron que al mes generaban 4.594 toneladas de basura al mes y 71,96% provenía de la actividad comercial y 25,83% de sector residencial. En este sentido han establecido acuerdos con comercios para que hagan la segregación de los materiales y faciliten el reciclaje.

Los expertos coinciden en que es necesario elevar cuanto antes las cifras de lo que se puede reciclar en el país en para reducir el impacto ambiental frente a fenómenos como calentamiento global y cambio climático.

Iniciativas municipales

Baruta produce 410 toneladas diarias de desechos y activan al mes una jornada de reciclaje, en la que recaban en promedio 11 toneladas de materiales. Tiene 4 puntos fijos para que los ciudadanos lleven sus residuos segregados, indicó Simón Tenorio, director de Áreas Verdes del municipio.

Iván León, presidente del Instituto Autónomo de Protección y Saneamiento Ambiental de Sucre, señaló que en la jurisdicción se generan 1.300 toneladas de desechos al día. Actualmente tienen 15 paradas de reciclaje en la zona, que pueden recoger cerca de 20 toneladas de materiales, que luego se hacen llegar a empresas recolectoras. Prevén construir un centro de acopio en las cercanías de la planta de transferencia en Filas de Mariche, que esperan inaugurar en los próximos meses.

La Alcaldía de Chacao organiza una jornada de reciclaje mensual y tiene distribuidos en la jurisdicción 14 estaciones para este fin. A través de asociaciones y fundaciones gestionan el traslado de los residuos a las empresas que los procesan.

La Alcaldía Metropolitana de Caracas recibe plástico en el Centro Cultural Ambiental Simón Díaz, en Petare, identificado como uno de los residuos que más abunda. Este año El Hatillo inauguró el primero de 10 puntos ecológicos y cuenta con un camión dedicado a la recolección de materiales de reciclaje.

Algunos puntos de reciclaje

Baruta: plaza de Cumbres de Curumo, parque Morichal en Prados del Este, la sede de la Alcaldía en La Tahona, Polideportivo Chiquitín Ettedgui en Santa Paula y Universidad Simón Bolívar.

El Hatillo: polideportivo de la urbanización La Boyera.

Chacao: estacionamiento de la plaza Los Palos Grandes, centros deportivos El Bosque y Eugenio Mendoza.

Libertador: Jardín Botánico, Universidad Central de Venezuela.

Sucre: La Urbina en la avenida principal con calle 13, diagonal al Central Madeirense y en la avenida principal de Los Ruices en Ediciones Cobo.