• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Caracas se enaltece con su talante académico, científico y productor

18% de la población total del país se concentra en Caracas |Foto: Referencial

18% de la población total del país se concentra en Caracas |Foto: Referencial

Aunque las imágenes más comunes de la capital son las del caos,  la ciudad es una gran generadora de conocimientos, trabajos científicos, patentes y bienes materiales e inmateriales para todo el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Caracas llega a su 449 aniversario resistiendo la adversidad, conmemorando que es mucho más que anarquía, ruido y extravagancias.  La ciudad refundada por Diego de Losada el 25 de julio de 1567 con el nombre de Santiago de León de Caracas reclama piropos a sabiendas de que tiene razones de sobra para recibirlos. Sus habitantes, locales y adoptados, se aferran a los rasgos más nobles de la ciudad, más aún en tiempos aciagos, y que no solo se circunscriben al majestuoso Ávila que rodea el valle, al clima envidiable, al emblemático patrimonio urbano, a su gastronomía y a la idiosincrasia del caraqueño. Caracas es más que lo obvio a la vista, su aporte más preciado está en lo intangible, aunque esencial, en el talento que surge de la academia, en la producción de bienes y servicios, en la oferta de actividades que benefician al resto del país.

Caracas no es solo el área metropolitana, como lo aclaran urbanistas, sino que forma parte de una región en la que a los cinco municipios vecinos (Libertador, Chacao, Sucre, Baruta y El Hatillo) deben sumarse el eje Guarenas-Guarenas, las tres localidades de los Altos Mirandinos, las seis de los Valles del Tuy y Vargas. Todos ellos tienen una relación estrecha, complementaria con la capital; pues sus habitantes se trasladan continuamente a Caracas por trabajo, educación, en busca de servicios y entretenimiento. Para ilustrarlo, Zulma Bolívar, directora del Instituto Metropolitano de Urbanismo, precisa los datos del censo de 2011 (el más reciente), que indican que Caracas concentra 64% de la población de esa región metropolitana, así como 84% de la oferta de empleo y 90% de la oferta de educación superior, salud, cultura, recreación y deporte.

Marco Negrón, profesor de Teorías Urbanas en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela, resalta un aspecto imprescindible para entender la ciudad intangible: “Hay una visión equivocada de que Caracas es una ciudad que vive de lo que produce el resto del país, porque esa idea se ciñe a definir ‘producción’ en el ámbito agrícola e industrial. Pero resulta que Caracas genera bienes materiales e inmateriales imprescindibles sin los cuales nada podría funcionar en el país. Produce servicios, entre ellos tecnológicos y financieros tanto para las empresas como para el Estado, que además deben tener una alta calidad y competitividad”.

Negrón también recuerda que la capital tiene una importante contribución manufacturera “de carácter metropolitano” en las industrias electrónica, en la gráfica –que va desde la producción de libros hasta materiales impresos–; la del calzado, que en su mayoría está concentrada en Caracas, así como la inmobiliaria y de la construcción.

La oferta y la infraestructura cultural de la capital merecen mención aparte incluso cuando sufren los embates de la desinversión y la fuga de talentos. Caracas sigue siendo referencia nacional porque concentra la mayor cantidad de locaciones y la más nutrida agenda de entretenimiento.

Ventana al mundo. Por sus características, Caracas tiene un gobierno especial, una Alcaldía Metropolita que ninguna otra ciudad del país tiene y que debe conciliar los intereses de los cinco municipios que integran el área metropolitana en un solo plan de gestión, aunque por razones políticas se haya creado un gobierno paralelo en la figura del Gobierno del Distrito Capital.

“Pese a todos los factores adversos, nadie nos puede quitar lo verde, el Ávila, el clima, la infraestructura de servicios que tenemos, incluso aunque funcione mal por problemas de gobernabilidad”, señala Zulma Bolívar.

La especialista recalca otras bondades de la capital, como la ubicación estratégica en el país y en el continente. “Estamos frente al mar Caribe y somos la ventana de Venezuela al resto del mundo por encontrase el aeropuerto de Maiquetía en la región metropolitana”.

Pero uno de los mayores valores que Bolívar reconoce de Caracas es la producción de talentos, en lo que coincide con Negrón: “Producimos capital humano como ninguna otra ciudad del país; a eso se le suma la producción académica –incluso sobre la propia ciudad–, de aquí emerge conocimiento en centros de pensamiento e investigación para beneficio de todo el país”.

Capital erudita. Patentes como la orimulsión, el desarrollo de tecnologías como el hidrocraqueo y la hidrodesulfuración para crudos pesados surgieron en Intevep; así como los avances en ciencias aplicadas para procesos petroquímicos han sido aportes imprescindibles en materia energética.

Auque atrás quedó el liderazgo académico y científico que tuvo Venezuela en décadas anteriores a escala latinoamericana, Caracas sigue concentrando la mayor producción de investigaciones y actividad científica del país, pero también la formación del talento que se dedica a esas áreas”, asegura Benjamín Scharifker, rector de la Universidad Metropolitana.

“Hay todo un eje de instituciones de investigación. Debemos destacar la UCV, que aporta 30% de los estudios y publicaciones académicas del país, la USB (15%), el IVIC (15%), el IDEA (Instituto de Estudios Avanzados y el Instituto de Ingeniería para el Desarrollo Tecnológico”, señala.

Explica que el énfasis lo tiene el tema de salud en la UCV, “el más importante en el campo científico, los mayores esfuerzos se han concentrado en los estudios sobre la leishmaniasis, el paludismo, el dengue, en general en las enfermedades virales y parasitarias. También se hacen investigaciones sobre el sistema nervioso y ha habido investigación imprescindible en torno a la fisiología del ser humano”, señala.

La USB destaca en investigaciones de ingeniería, ciencia y química, de allí han surgido patentes para procesamiento de crudos, control de plagas, polímeros, también estudios en teoría de la física “que nos permite ubicarnos en el espacio”, en palabras de Scharikfer, de la mano de la teoría de cuerdas “para entender de qué está hecho el Universo”, así como en el desarrollo de aplicaciones tecnológicas para mejorar los métodos de hacer carros, aviones y robots.

El IDEA trabaja en áreas como salud, agronomía y estudios sociales, filosóficos, políticos, genética; mientras que el Instituto de Ingeniería desarrolla y provee herramientas para mejorar la industria.
Desde la academia y los centros de producción de servicios y conocimiento surgen motivos para que Caracas y sus habitantes celebren este 449 aniversario y, como recuerda Bolívar, hacerle honor a la letra del Himno Nacional: “Seguid el ejemplo que Caracas dio”.