• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Caracas se desperezó con lentitud de la inédita jornada electoral

Abrieron pocos negocios en el centro de la ciudad y las vías estuvieron despejadas. Los caraqueños salieron después de mediodía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La capital se levantó tarde ayer. A diferencia de cualquier inicio de semana cuando las principales calles y avenidas de Caracas se congestionan por el tráfico, y el Metro se satura por exceso de usuarios y déficit de vagones, este lunes 7 de diciembre los caraqueños resolvieron echar a andar después del mediodía, tras una jornada electoral inédita que otorgó mayoría parlamentaria a la oposición política del país.

Hubo mucho sol y brisa cálida, como las mañanas de Semana Santa. Las calles estuvieron solas a tempranas horas del día. Era lunes bancario y el silencio empezó a disminuir conforme avanzaba la jornada.

“Este lunes es el más feliz que he vivido desde hace 16 años”, dijo Alirio Molina frente a un kiosco de periódicos de Ruiz Pineda. “Estamos tan contentos que almorzaremos en El Trueno”, comentó Merly Martínez, frente a un restaurante donde se vende parrilla y pollo en brasa. “¿Tú ves cómo está el cielo –claro y luminoso–? Así estamos acá”, expresaba Euro Mendoza, mientras se bebía un guayoyo en plena acera.
En Quinta Crespo, frente a la avenida Baralt, Víctor Manuel Zambrano era el único vendedor activo de la cuadra. Estaba apurado por salir de sus 11 cestas de aguacate traídas de Carayaca. “Esto parece un primero de enero, la gente está feliz y enratonada”, comentaba Zambrano, mientras una compradora le replicaba: “¿Y cómo no voy a estar contenta si el gobierno perdió en el 23 de Enero y no salieron los colectivos a la calle? ¡Yo me tomé el día libre, siento armonía y esperanza!”

En la avenida Baralt, así como en la avenida Sucre de Catia, pocos comercios levantaron las santamarías. Todavía reposaban algunas bolsas de basura frente a las torres de El Silencio, en Plaza Caracas, así como en las inmediaciones de Monte Piedad y Plaza Sucre.
En ese lugar el mototaxista Nicolás Torres, quien vive en Gramovén, se comía un perro caliente “con todo”, mientras se reconocía perdedor: “Yo voté por Chávez, pero esto se veía venir. La gente está cansada de hacer colas. Pero no importa, estamos relajados. Solo los abuelitos están asustados porque creen que les quitarán las pensiones, pero yo pienso que el gobierno tiene que portarse bien, porque si no va pa’ fuera”.
 
Operativos de recolección. Las alcaldías de Chacao y de Baruta realizaron la recolección del material electoral y la restauración de las paredes de ambos municipios.
“El alcalde Gerardo Blyde nos ha dado la instrucción de hacer la limpieza correspondiente al cese de campaña para que los baruteños disfruten sus navidades en un municipio limpio, amable y sin propagandas”, informó Ruperto Calatrava, director de Infraestructura de Baruta, al especificar que la carretera vieja Baruta-Las Minas, y las principales avenidas de Las Mercedes, Santa Fe, Concresa, El Cafetal y La Tahona fueron las primeras zonas recuperadas por el ente municipal.

No se percibió operativo alguno en Petare, a la altura del Puente Baloa, donde decenas de bolsas de basura reposaban acumuladas a pocos metros de la figura del Cristo de Petare.

Como en el resto de la ciudad, y a diferencia de la vertiginosidad que se percibe a diario por los alrededores del Gran Muro, alguno que otro vecino caminaba sin mucha celeridad por las aceras, como en un día de vacaciones. Sin presión.