• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Caracas desbordada y con las santamarías abajo

Desde Chacaíto, los manifestantes confluyeron en la autopista Francisco Fajardo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los piquetes que por casi una semana han disuadido los intentos de los manifestantes por tomar la autopista Francisco Fajardo se quedaron cortos ayer. A la entrega de Leopoldo López siguió el desborde de los miles de manifestantes que se congregaron en Chacaíto pese al cierre de cinco estaciones del Metro cercanas al punto de concentración y a la suspensión de las líneas de transporte.

Los ríos de personas, vestidos de blanco como indicó el dirigente opositor, fluyeron hacia distintos puntos de la ciudad: avenidas Libertador y Casanova, Las Mercedes, Altamira, Los Dos Caminos y desde ahí gran parte confluyó en la autopista, alrededor de la base aérea La Carlota, una de las paradas que tuvo el dirigente de Voluntad Popular durante su detención.

En el canal que conduce al oeste de Caracas, a la altura de El Rosal, se ubicaron dos piquetes –uno de la Guardia Nacional con unidades antimotín como primera línea de contención y otro de la Policía Nacional más atrás– para impedir el avance de los seguidores de López. Allí, 2 jóvenes con la bandera de Venezuela desafiaron a los militares al caminar hasta aproximarse a 20 metros del piquete. Aunque la respuesta fue con bombas lacrimógenas, los manifestantes no se dispersaron: parecía que de lado y lado jugaban una guerra de desgaste. La lluvia apaciguó la tensión, pero tampoco pudo disolver la protesta que permanecía en la autopista hasta que cayó la tarde.

En el centro de la ciudad, la concentración de los trabajadores de Pdvsa no trancó las calles, pero sí paralizó la mayoría de los negocios. Por lo menos 80% de los comercios en Candelaria amaneció cerrado. Otros bajaron las santamarías al mediodía. En el CCCT tampoco abrieron las tiendas.