• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Caracas colapsó por las protestas

La gente puso barricadas en Altamira, Los Palos Grandes, El Cafetal y Santa Fe | Foto Omar Véliz

La gente puso barricadas en Altamira, Los Palos Grandes, El Cafetal y Santa Fe | Foto Omar Véliz

Un policía nacional murió de un disparo en enfrentamiento en Los Palos Grandes y otro resultó herido. Salud Chacao atendió a 5 lesionados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo que desde temprano fueron protestas ciudadanas con cierres de vías en las zonas donde los cuerpos de seguridad del Estado desmantelaron los campamentos estudiantiles, por la tarde terminaron en represión y enfrentamientos. Las barricadas volvieron y los cierres de calles se multiplicaron. La lluvia y la violencia colapsaron la ciudad. 

Los Palos Grandes fue una de las urbanizaciones donde hubo más tensión luego de registrarse un tiroteo que se prolongó por más de media hora. Allí murió el funcionario adscrito a la brigada de patrullaje motorizado de la Policía Nacional Bolivariana Jorge Colina, de 27 años de edad, al recibir un disparo en el cuello durante un enfrentamiento entre manifestantes y cuerpos de seguridad. 

Tony Orlando, policía del mismo cuerpo de seguridad, también resultó herido con arma de fuego, pero salió de peligro. De acuerdo con datos de Salud Chacao, cinco personas fueron atendidas en la dependencia. Tres con heridas de balas y dos con lesiones producidas por objetos contundentes.

En la autopista Prados del Este se reeditó la escena de represión. Funcionarios de la Guardia Nacional dispersaron a los manifestantes con bombas lacrimógenas que cerraron la arteria vial desde el mediodía en rechazo a las detenciones y levantamientos de cinco campamentos que habían sido instalados en esa urbanización, Chacao, Los Palos Grandes, Las Mercedes y Los Teques. Al final de la tarde había trancas en El Cafetal y Los Naranjos. 

Pese a la llovizna persistente, la ciudadanía tomó las calles en rechazo a las detenciones. Vidal Obando llevaba un flux y tenía un maletín en el que guarda todos los datos de su cartera de clientes. Como corredor de seguros tenía previsto trabajar en Los Palos Grandes, pero al ver la protesta de vecinos y de trabajadores en la zona, se sumó. Ayudó a levantar alcantarillas e impidió que motorizados pasaran hacia la avenida Francisco de Miranda.

“No voy a trabajar. Estoy dispuesto a quedarme aquí hoy y mañana. Toda la sociedad civil tiene que reaccionar”, dijo.

En la entrada de la Torre HP, donde estaba el campamento Conciencia Nacional desde el 24 de marzo, la gente se reunió, debatieron temas políticos y corearon consignas en rechazo al gobierno y contra los funcionarios policiales. La misma situación se repitió en varios puntos de la ciudad. 


Indignación. Personas de la tercera edad y vecinos de Chacao manifestaron su indignación en contra del desmantelamiento de los campamentos, en el campo histórico del municipio. Varios se despertaron a las 3:30 am mientras se desarrollaban los operativos y, al salir el sol, salieron a protestar. Algunos lloraban frente a los restos de las carpas. 

Liana Games fue una de las mujeres que manifestó, con pancarta en mano, en contra de las detenciones de los jóvenes del campamento. 

“Aunque ninguno de esos jóvenes eran familiares míos, protestaré las veces que sean necesarias porque soy madre y abuela, y ellos son hijos y nietos”, manifestó.

Abzara Gómez, quien estaba en el campamento de la plaza Alfredo Sadel y no fue capturada, dijo que la resistencia seguirá en las plazas. “Armaremos de nuevo nuestras carpas porque no tenemos miedo, aquí quien tiene miedo es el gobierno y lo ha demostrado por sus acciones contra nosotros".