• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Caracas Mi Convive: Historia de “Miguelón” demuestra que la convivencia es la ruta para erradicar la violencia

"Miguelón" es profesor de baloncesto de niños de entre 7 a 19 años | Foto: Cortesía

"Miguelón" es profesor de baloncesto de niños de entre 7 a 19 años | Foto: Cortesía

El movimiento social "Caracas Mi Convive" inicia con este testimonio la publicación de la serie "héroes de convivencia", en la que se divulgarán historias de habitantes de la capital venezolana que han optado por transitar un camino distinto al de la violencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Miguelón" tiene 36 años y es profesor de baloncesto en la comunidad capitalina de San Agustín. Perteneció a una banda y, en una fiesta, su vida dio un giro inesperado: recibió tres tiros en la espalda que le impidieron volver a caminar. Contradictoriamente, lo que pudo haber sido el final de su historia le devolvió el sentido a su vida.

"Dios me puso así en el camino correcto. A lo mejor de pie, ya estuviese muerto o preso, no estuviese dando clases de baloncesto. A raíz de eso, me levanté y empecé a luchar, me di cuenta de que la delincuencia no deja nada bueno", expresa Miguelón.

Es profesor de baloncesto de niños de entre 7 a 19 años. Se encarga de organizar los torneos tanto dentro de su barrio como en otras comunidades, y ha incentivado a sus vecinos a trabajar "con las uñas" para mantener operativa la cancha en la que practican y reparan los balones, porque no reciben ayuda de las autoridades locales.

El mensaje que deja a sus alumnos y sus tres hijos trasciende del puro enfoque de la disciplina deportiva. "La vida fácil no lleva a nada bueno. La vida fácil solo te puede llevar a la cárcel o a la tumba", comenta un hombre que recibió unos 10 tiros en su antiguo proceder, y que perdió a sus padres y a su esposa en hechos violentos.

"Las OLP solo ampliarán el círculo de la violencia"

Roberto Patiño, fundador de Caracas Mi Convive y experto en materia de seguridad, afirma que los testimonios como los de "Miguelón" demuestran que la rehabilitación física y moral es posible. A su juicio, las acciones de la Operación de Liberación y Protección del Pueblo (OLP), promovidas desde el gobierno, se inscriben en el desacertado enfoque de la "mano dura", que ha sido inefectivo en el pasado para reducir la violencia.

"La OLP es más de lo mismo. Un Miguelón, por ejemplo, no podría haber sobrevivido con las OLP. Lo que aplica el gobierno actualmente es una política de 'dispara primero, pregunta después'. Esas acciones promueven el revanchismo, empeoran el problema y ponen en riesgo la vida y la seguridad de los habitantes de las comunidades", precisa Patiño, al tiempo que advierte sobre el peligro que representará trasladar estas operaciones a todo el país, tal y como lo anunció el presidente Nicolás Maduro el 31 de mayo.

Destaca que todo procedimiento para recuperar territorios tomados por el hampa debe respetar los derechos humanos y ser avisado con suficiente antelación, para evitar impactar negativamente en las comunidades. "La OLP ha deslegitimado al Estado, porque de alguna forma están implementando la pena de muerte", acota.

Patiño fue dirigente estudiantil de la Universidad Simón Bolívar en 2011 y tiene estudios de posgrado en Políticas Públicas en Harvard. En su trabajo de grado estudió casos de prevención de violencia en varias ciudades del mundo y recopiló información de la Alcaldía de Sucre, municipio en donde 8 de cada 10 homicidios son cometidos en 6% del territorio. Esto confirma la hipótesis de que la violencia social es "pegajosa.

Patiño se devolvió al país a prestar sus conocimientos en pro de la pacificación de la ciudad y dirige, junto a Leandro Buzón, el proyecto social "Caracas Mi Convive", un movimiento en el que confluyen vecinos y líderes comunitarios de Caracas de distintas orientaciones políticas.

Desde "Caracas Mi Convive" se busca promover una ciudad de convivencia a través del desarrollo de redes comunitarias y políticas en el municipio Libertador. Lo más importante de este proyecto es que los líderes y organizaciones sociales se integran como protagonistas de las actividades para fomentar esa integración entre vecinos.

"Caracas Mi Convive" identifica a los jóvenes en situación de riesgo y los incluye en programas que los alejen del círculo de la violencia. También crea los vínculos con otras asociaciones que prestan apoyo legal, psicológico y material a los familiares de las víctimas de la violencia.

Las actividades con las comunidades son constantes. En el transcurso de 2016, Caracas Mi Convive ha realizado 13 talleres de prevención de la violencia, 4 jornadas de salud, 2 actividades deportivas, ha recuperado 2 canchas y ha integrado a distintas comunidades con 7 actividades culturales y 5 sancochos.

Asimismo ha asesorado a los vecinos en la realización de cuatro "mapeos comunitarios", actividad en la que se establecen los puntos "calientes" de las comunidades, donde ocurren hechos de violencia y se establecen agendas de trabajo con eventos deportivos y culturales en esos espacios.

Contactos:

Twitter: @RobertoPatino y @miconvive.

Instagram: @Robertopatinog y @miconvive.