• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Cambio de proveedores no mejoró funcionamiento del PAE

El Programa de Alimentación Escolar debería beneficiar a 4 millones de alumnos | Foto Archivo El Nacional

El Programa de Alimentación Escolar debería beneficiar a 4 millones de alumnos | Foto Archivo El Nacional

A pesar del presupuesto destinado al programa alimentario, algunas escuelas no reciben el beneficio del desayuno y el almuerzo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La creación de la Corporación Nacional de Alimentación Escolar, como ente encargado de producir y entregar alimentos, y anunciada en la Gaceta Oficial número 40538 del 12 noviembre de 2014, no ha contribuido a mejorar el Programa de Alimentación Escolar que debería atender a más de 4 millones de alumnos de escuelas bolivarianas en todo el país.

El organismo asumió la responsabilidad de suministrar los insumos 9 meses después de que el programa se paralizara, en febrero de 2014, por la deuda que en ese entonces tenía el Ministerio de Educación con los proveedores privados, la cual ascendía a 4,3 millardos de bolívares correspondientes a los almuerzos suministrados desde el período 2010.

El Ministerio de Educación incrementó los recursos destinados a este programa de 5.094.438.121 bolívares, en 2014, a 5.583.934.045 bolívares para 2015; también planificó atender menos estudiantes que en el período anterior. En Caracas aún hay escuelas que no cuentan con el programa social.

Edilia Silva, enlace del PAE del liceo Andrés Bello con el ministerio, cree que la distribución de alimentos se ha visto afectada por la escasez de insumos registrada en el territorio nacional: “Anteriormente no se podía entrar al cuarto de la despensa por lo lleno que estaba. Nos daban queso, leche en polvo, harina y huevos. Ahora hay veces que tenemos que poner de nuestro propio bolsillo para poder condimentar las caraotas”.

El programa es intermitente allí y la Escuela Experimental Venezuela, a dos cuadras del plantel, no cuenta con el programa de alimentación desde marzo de 2013. Yuneisi Uriana tiene una hija cursando el quinto grado en ese colegio y es vocera de las madres procesadoras que preparan los alimentos en el liceo Andrés Bello, que carece de comedor.

El liceo está dentro de los planteles pilotos para implementar la reforma de la educación media, que incluye la ampliación del horario de los estudiantes, para lo que habría que garantizar el almuerzo.

La ausencia de una infraestructura adecuada y equipos para elaborar y servir la comida afecta también la eficiencia del PAE. Los estudiantes de la Escuela República de Bolivia, en La Pastora, llevan meses sin recibirla, debido a la remodelación del comedor. Así lo explicaron las “cocineras de la patria” de ese plantel, como ahora se les llama a las madres procesadoras.

De acuerdo con el presupuesto de Min Educación, la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas, destinaría 315.252.596 de bolívares para dotar a las instituciones educativas este año. Entre otras metas FEDE se planteó construir 14 planteles y rehabilitar 152 escuelas. Algo más modesto no ha sido logrado. Edilia Silva denuncia que el organismo no ha sido capaz de reponer las 3 neveras del colegio.

“En noviembre de 2014, FEDE nos donó una nevera; dos meses después dejó de funcionar. En enero de este año vinieron a repararla y se volvió a dañar. Hemos pasado varias cartas, pero no nos hacen caso. Esto hace que perdamos las frutas y los vegetales”.

Silva lamenta que algunos lunes no tengan almuerzo que ofrecerles a los estudiantes. Dice que el Mercal que los surte no les suministra enlatados; y que ellos no tienen cómo refrigerar los insumos durante el fin de semana.

El miércoles 10 de junio el almuerzo no llegó a la Unidad Educativa Bicentenario. Rebeca Shephard, madre de Johan Shephard, estudiante de 4º grado, tuvo que ir buscarlo temprano: “Siempre le dan su almuerzo a las 12 del mediodía, pero hoy me dijeron que no les llegó la comida y que lo viniera a buscar”. El pequeño comentó que en la escuela suele desayunar arepa con mortadela y almorzar pasta con atún.

En la Unidad Educativa Creación Ocumare estuvo suspendido el programa durante todo este año escolar. La profesora Belkis Herrera desconoce las causas de la interrupción: “No nos explicaron por qué dejó de llegar, cuando siempre habíamos tenido el almuerzo y la merienda”.

Entre las trabajadoras del programa hay incertidumbre porque aún no se sabe si el plan pasará a manos de la Corporación de Alimentos de Venezuela o se mantendrá en el Ministerio de Educación.

El Dato
El lunes, el vicepresidente Jorge Arreaza, durante la recepción del reconocimiento que le dio la  Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación por los logros en la disminución de la desnutrición y el hambre, señaló que la prioridad del gobierno es atender a los escolares. "Hoy en el sistema de escuelas bolivarianas se ofrece desayuno, almuerzo y merienda, con alimentos sanos y balanceados, a más de 4 millones de niños y niñas en cerca de 22 mil centros educativos".