• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Calor desnudará fallas del sistema eléctrico

Foto Alexandra Blanco | Archivo El Nacional

Foto Alexandra Blanco | Archivo El Nacional

Expertos atribuyen la debilidad del servicio de electricidad a la falta de mantenimiento de los equipos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La falta de mantenimiento preventivo y el aumento de las temperaturas que ha habido en el país en las últimas semanas sacarán a relucir las fallas del sistema eléctrico venezolano. El martes, Corpoelec anunció que se restringiría el servicio en el Distrito Capital para evitar sobrecargas en el transformador de la subestación Petare, lo que afectaría al sureste de la ciudad.

En abril varias zonas de Caracas han sufrido la ausencia reiterada del suministro de energía eléctrica. En la calle Llano Verde de El Cafetal, en el sector Cerro Verde, las fallas son frecuentes. “Prácticamente cada vez que llueve duro se va la luz. Hace dos semanas estuvimos sin luz casi toda la tarde y regresó como a las 4:00 am”, cuenta Consuelo Perozo, habitante de la zona.

En la avenida principal de Santa Mónica tuvieron servicio intermitente el jueves en la mañana, dijo un trabajador de un negocio de repuestos.

Elisa Gutiérrez, coordinadora zonal de la Alcaldía de Sucre en Parque Caiza, dice que en ese sector los problemas con la electricidad son graves. “Teníamos tiempo en que el servicio era estable, pero desde hace 2 semanas las fallas son graves. El 25 de abril tuvimos 16 apagones. Esta semana hemos tenido apagones que han durado hasta 6 horas”.

En Chacao también hay averías. “En la Candelaria, donde vivo, es raro que se vaya la luz; pero en mi trabajo, en el Multicentro Empresarial del Este, se va como 2 o 3 veces al mes. A veces son 10 minutos, a veces varias horas”, comenta Andrea Domínguez.

Las redes sociales recogen las quejas de los ciudadanos cada vez que hay un apagón. El Paraíso, Montalbán, La California, El Llanito, Prados del Este, Las Acacias, Terrazas del Club Hípico, El Valle y Baruta, son algunas de las zonas en las que los usuarios de Twitter reportan problemas con el servicio a través del hashtag #sinluz.

La situación se agudiza en el interior del país.

Más calor

Reinaldo Díaz, secretario general del Sindicato de Trabajadores Electricistas de la región capital, cree que al calor de las últimas semanas, que eleva la demanda de electricidad para el uso de aires acondicionados, se suma la falta de mantenimiento preventivo como una de las claves en las averías constantes.

“Si no hay mantenimiento, solo nos vamos a dar cuenta de que tenemos una falla cuando haya un apagón”, advierte Díaz. Explica que con el aumento de las temperaturas se eleva también el consumo de energía eléctrica para el uso de aires acondicionados: “Lógicamente recarga el sistema. El mantenimiento preventivo ayudaría a hacer un seguimiento histórico de todos los equipos y eso indica cuándo se debe actuar de forma oportuna”.

El ministro de Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec, Jesse Chacón, dijo el lunes que se reduciría la jornada laboral de los empleados públicos como un plan de ahorro energético ante la “ola de calor” que incrementaba la demanda en la electricidad.

El final del período seco en Venezuela se ve marcado por el alza de las temperaturas. El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología señaló la semana pasada a El Nacional que el calor era normal y esperado para esta época y que aún no se habían registrado los picos históricos de temperaturas.

Un apagón anunciado

Jesse Chacón indicó el lunes pasado que el plan de ahorro energético era necesario, pues la demanda había aumentado a 18.300 megavatios.

Miguel Lara, ex gerente general de la Oficina de Operación y Planificación del Sistema Interconectado, recordó que en 2009, cuando se declaró la primera emergencia en el sistema eléctrico, la demanda era de 17.337 megavatios. “Pero el gobierno ha dicho que se han gastado 35 millardos de dólares para incrementar la oferta a 33.300 megavatios. ¿Por qué entonces 1.000 megavatios de aumento producen una crisis?”, se preguntó el experto. Su respuesta es que hay entre 7 millones y 8 millones de horas de atraso en el mantenimiento de los equipos eléctricos del país.

Lara advirtió que el sistema tiene ocho años en déficit. “En su momento avisamos que hasta 2006 podríamos cubrir la demanda con las reservas que teníamos. En 2008 empezaron los grandes apagones nacionales y en 2009 tomaron medidas de ahorro parecidas. Pero los racionamientos no se acabaron y las industrias de Guayana no se recuperaron”.

El atraso en las obras, el abandono de un mantenimiento riguroso de equipos existentes y la compra de nuevos equipos que no son acordes ni suficientes para el país son algunas de las razones que encuentra el experto para que se presente nuevamente la necesidad de un plan de ahorro de energía.



mjorge@el-nacional.com