• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Calculan que hay por lo menos  65.000 enfermos por chikungunya

Por disposiciones internacionales los médicos están obligados a denunciar enfermedades desconocidas | Foto: William Dumont

Por disposiciones internacionales los médicos están obligados a denunciar enfermedades desconocidas | Foto: William Dumont

Red de Sociedades Científicas Médicas propone al gobierno utilizar el diagnóstico clínico como establece la Organización Mundial de la Salud

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La fiebre sigue creciendo. El Boletín Epidemiológico Nº 37 del Ministerio de Salud reveló un aumento de 22,70% de casos de fiebre con respecto a la semana anterior. Entre 7 y el 13 de septiembre se registraron 128.209 pacientes con ese síntoma. También las cifras de dengue crecieron: en esa semana se contaron 3.202 casos, para acumular 48.687 en todo el año.

Julio Castro, infectólogo, dijo ayer que esos reportes tan altos de fiebre no se habían visto en el país desde que hace siete años se estableciera la medición de fiebre como parámetro de vigilancia epidemiológica. Los médicos piensan que el factor adicional es la chikungunya. Calculan que en Venezuela hay entre 65.000 y 120.000 casos de chikungunya, muchos más que los 398 que reportó la ministra de Salud, Nancy Pérez Sierra, la semana pasada. Presumen que la enfermedad tendrá presencia en el país entre las próximas 40 y 60 semanas. La información la dieron durante una rueda de prensa realizada en la Universidad Central de Venezuela en la que se reunieron representantes de la Academia Nacional de Medicina, la Sociedad Venezolana de Infectología, la Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas, el Instituto de Medicina Tropical de la UCV, entre otras organizaciones, para presentar un análisis de la enfermedad febril con evolución severa que ha afectado a pacientes en las últimas semanas.

Paciente cero. “No hay infección alguna en ningún hospital. No fue adquirido en el Hospital Central de Maracay”, aseguró Castro. El médico informó de 13 muertes de pacientes con cuadro febril hemorrágico, dolor en articulaciones y lesiones en la piel provenientes de Aragua, Vargas y Miranda. “Por lo menos 10 casos tenían chikungunya en la sangre, hay uno negativo y otros en espera”. 

Estableció como paciente cero a un hombre de los Valles del Tuy que estuvo tres días en un centro de atención primaria de esa zona y que posteriormente fue trasladado una clínica de Caracas. “Tenía síntomas de fiebre, dolor articular de cuatro días de evolución. Presentaba lesiones claras en la piel, con afectación de edemas e hinchazón en la cara, lesiones de vasculitis muy importantes”. Falleció a las 24 horas, el 26 de agosto, con falla cardíaca, falla renal y falla hepática simultáneamente.

Mencionaron otros dos casos anteriores a los ocho que se reportaron el Hospital Central de Maracay, uno del Distrito Capital y otro de Vargas. Ambos con serología positiva para chikungunya confirmada por el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel y que murieron el 27 y 28 de agosto. 

Explicó que la fiebre africana tiene un porcentaje de 0,3 a 1 por cada 1.000 habitantes que pueden desarrollar una forma severa de la enfermedad. “Eso sustenta la hipótesis de que estamos ante un brote muy grave de chikungunya en el país, cuya severidad está dentro de los límites vistos en otras partes del mundo”.

Castro recordó que el virus no se transmite de persona a persona, sino que se necesita de la presencia de un vector (en este caso el Aedes aegypti y el Aedes albopictus).

Metodología. José Manuel Olivares, representante de la Red de Médicos por la Salud, pidió al gobierno que se cambie del diagnóstico serológico al diagnóstico clínico, “como establece la Organización Mundial de la Salud”.

Para ello repartirán un algoritmo basado en síntomas y puntuaciones que permitirá diferenciar cuando se trate de dengue o chikungunya.

“Para el diagnóstico de severidad establecemos como parámetros el toque renal, alteración de la cuenta blanca, falla respiratoria, toque hepático, alteración de la coagulación y alteración del estado de conciencia”.

Los médicos aclararon que todos los cálculos y presunciones están basados en elementos de epidemiología cuantitativa, evaluación de información de biología molecular y una técnica llamada medicina basada en la evidencia. También utilizaron modelos matemáticos auspiciados por la OMS para la evaluación del impacto de brotes y epidemias.

Obligación sanitaria

La Red de Sociedades Científicas Médicas aclaró que el objetivo de la reunión de ayer fue transmitir tranquilidad a la población e informar de “la magnitud exacta” de la presencia de chikungunya en el país. “El reglamento Sanitario Internacional, hecho en 2005 y firmado por 198 naciones, establece la obligación que tiene todo médico de denunciar cualquier enfermedad desconocida, de hacer público cuando se enfrenta a una enfermedad desconocida y notificarlo a todas las autoridades”, dijo José Manuel Olivares.

Expresaron su apoyo al Colegio de Médicos de Aragua ante el procedimiento judicial que anunció Tareck el Aissami, gobernador del estado, en contra de Ángel Sarmiento, presidente de la asociación gremial: “Estamos profundamente afectados de que los cientos de médicos que hoy levantan su voz por los pacientes pretendan ser criminalizados”.