• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Cadena Capriles negó que despido de trabajadores se vincule con reclamos de horas extras

Logo de la Cadena Capriles/Internet

Logo de la Cadena Capriles/Internet

La aclaratoria obedece a la denuncia que la semana pasada efectuaran dirigentes sindicales de la organización, por la destitución de veinte obreros, que exigen el cálculo de sus bonificaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Operadora La Urbina (Oluca), perteneciente al grupo Cadena Capriles y que está encargada de la impresión de los diarios Últimas Noticias, El Mundo Economía y Negocios y Líder, negó que el despido de veinte de sus trabajadores esté relacionado con el reclamo de los obreros por el pago injusto de las horas extras y nocturnas que han efectuado desde 2002, y sostuvo que la solicitud de las calificaciones de despido datan de septiembre de 2012.

La aclaratoria obedece a la denuncia que la semana pasada efectuaran dirigentes sindicales de la organización, por la destitución de veinte obreros, en su mayoría pertenecientes al sindicato que exige el cálculo de sus bonificaciones, en respeto a la convención colectiva.

El gerente de Relaciones Industriales de Oluca, Carlos Castro, explicó en un comunicado que la empresa "solicitó en septiembre de 2012 a la Inspectoría del Trabajo, tal como lo establece la legislación laboral vigente, la calificación de falta para despedir a unos trabajadores que pararon y tomaron la planta en 2012, e impidieron al país informarse a través de los diarios Últimas Noticias, Líder en deportes y El Mundo, Economía y Negocios".

Aseguró, además, que esta solicitud no tiene nada que ver con el reclamo del pago adecuado de las horas extras, aunque admiten el incumplimiento.

"La empresa recibió el pasado 23 y 26 de julio una solicitud de revisión del pago de horas extras nocturnas de parte de la directiva sindical, porque los cálculos no estaban ajustados a lo indicado en las cláusulas 16 y 24 de la Convención Colectiva vigente. Hemos respondido y subsanado los errores encontrados y se está estimando la diferencia en los montos pendientes por cancelar", señaló Castro.

Además, sostuvo que la empresa ha manifestado su disposición a dialogar con el sindicato por su inconformidad con la interpretación del contrato, "pero la contraparte no ha mostrado disposición para resolver el reclamo".

Sindicato: Siempre dispuestos a dialogar

El secretario de Finanzas de la Asociación de Trabajadores de la Industria Poligráfica, Afines y Conexos del Distrito Capital y estado Miranda, Yorbi Rodríguez, trabajador de Oluca desde hace cinco años, explicó que ciertamente la empresa emitió veinte calificaciones de despido el año pasado, tras la manifestación que efectuaron en reclamo de la firma de la convención colectiva.

Sin embargo, la semana pasada, otros dos trabajadores fueron separados del cargo. "La empresa toma esa actitud por el reclamo de las horas extras", señaló y añadió que desde hace un mes los trabajadores no laboran tiempo adicional debido a que desconocen en cuánto se las pagarán, ante el incumplimiento por parte de la empresa de los montos establecidos en el contrato colectivo.

Indicó que la convención establece que la hora extra de un día feriado tiene un valor de 270 bolívares, y solo les pagaban cien.

Asimismo, Rodríguez desmintió que los trabajadores no tengan disposición al diálogo, tal como indicó el Gerente de Relaciones Industriales de la organización. "Es falso. Nos reunimos con la empresa cada quince días y hacemos las solicitudes", indicó y se mostró dispuesto a hacer públicos los pliegos de solicitudes que han interpuesto.

"Tenemos toda la disponibilidad para conversar, siempre que respeten las cláusulas del contrato colectivo", advirtió este martes.

Por otro lado, aclaró que lo que la empresa llama "toma de la planta", ocurrida en septiembre de 2012, fue una manifestación de la masa obrera, en la que participaron unos 120 trabajadores, para exigir acuerdos para la aplicación del nuevo contrato colectivo.

Además, señaló que en aquella oportunidad, la compañía firmó un acta en la Inspectoría del Trabajo en la que se comprometía a no tomar acciones contra los trabajadores y, de nuevo, ha incumplido.