• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Jubilados exigen homologación de beneficios salariales

Gobierno estableció que sueldo mínimo para trabajadores y obreros será de 3.100 bolívares con tres ajustes, dos en 2013 y uno en 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la lucha de 18 universidades y de más de 40.000 docentes activos también tienen parte cerca de 27.000 trabajadores, obreros y profesores jubilados que aspiran a mejorar sus ingresos mensuales.

La mesa gubernamental para la discusión de la contratación colectiva única del sector universitario acordó el 19 de junio a la medianoche un aumento estándar para todos los trabajadores universitarios jubilados que devengan menos de salario mínimo.

Carlos Suárez, presidente del Sindicato de Trabajadores de la UCV, informó que beneficiará a 8.000 trabajadores. “Su sueldo referencial será de 3.100 bolívares. También hay un incremento para todos los trabajadores de 25% para el 1° enero 2013, uno de 25% en septiembre y otro de 25% en enero de 2014. Las becas, primas y otros beneficios se homologan al igual que a los trabajadores activos. Estas cláusulas ya están aprobadas”, anunció.

Luis Jugo, de 64 años de edad y 39 años dedicados a la docencia, se sumó hace 9 días a la huelga de hambre que llevan a cabo estudiantes y docentes de la Universidad de los Andes por un mejor presupuesto e incrementos salariales. Como Jugo otro grupo de profesores espera que el Ministerio de Educación Universitaria reconozca su dedicación a la educación.

José Gerónimo Cánchica, jubilado de la Universidad de Carabobo, señala que luego de casi tres décadas como profesor sus precarios ingresos lo obligan a realizar otras tareas.

“Muchos llegamos a jubilarnos con dedicación exclusiva y ganamos 7.232 bolívares, pero la mayoría tomó préstamos y con los descuentos eso cae por debajo de la mitad. Con 1.600 bolívares quincenales no se llega a ninguna parte”, expresó.

El profesor jubilado de la Universidad Simón Bolívar Enrique Larrañaga advierte que también deben lidiar con la falta de una bonificación alimentaria.

“Quedamos doblemente marginados. Los ajustes del Gobierno no incluyen a los jubilados, así que nos quedamos con el sueldo nominal de hace cinco años que es inferior porque al jubilarse se pierde el bono de alimentación”, dijo.

Los reclamos del grupo son recogidos en las peticiones de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios que exige aumentos salariales por igual para todos los docentes.

“En la discusión con el Gobierno sobre este punto dijeron que no hay plata para los jubilados, que lo van a discutir después”, afirmó Mildred Valera, secretaria de seguridad social de Fapuv.