• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Iglesia debe asumir desafío de salir a la calle en un contexto violento”

El papa Francisco durante la la misa de clausura de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud / EFE

La declaración del Papa sobre los homosexuales causó polémica / EFE

El subsecretario de la Conferencia Episcopal Venezolana, Víctor Basabe, destacó el reto de vincularse con la comunidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Conferencia Episcopal Venezolana apoya el mensaje que el papa Francisco destacó en la XXVIII Jornada Mundial de Juventud: Los sacerdotes deben aumentar el trabajo fuera de los templos y difundir el evangelio acudiendo a las comunidades.

El subsecretario de esta institución religiosa, Víctor Basabe, señaló que en el país “la Iglesia debe asumir el desafió de salir a la calle en un contexto violento. Dejarse vencer por el miedo a la inseguridad que vivimos es ir en contra de la misión de sembrar amor entre los hombres”.

Agregó que los curas no se preparan para hacer vida en el despacho parroquial, sino para establecer una conexión con los fieles, relacionándose con sus necesidades y problemas.

La Iglesia venezolana tiene una trayectoria de participación activa en los sectores populares. El rector de la Universidad Católica Andrés Bello, José Virtuoso, aseguró: “Somos todo menos una Iglesia reducida al templo, estamos avocados a un trabajo, a una obra social importante. Las palabras del Papa nos dicen que debemos continuar y mejorar lo que venimos haciendo”.


Juzgar la intención. Un aspecto que causó polémica entre los feligreses fue la declaración del Papa sobre los homosexuales, en una conversación con periodistas durante su traslado a Roma: “Si una persona es gay y tiene buena voluntad ¿Quién soy yo para juzgarlo?”.

El representante de la CEV opinó que esto no significa que la postura tradicional de la Iglesia haya cambiado sobre lo que catalogó como el problema de la homosexualidad. Aseguró que se vela por ellos, debido a que los hijos de Dios ayudan a los individuos en situación de rechazo.

Respecto a la integración de esta comunidad en el sacerdocio dijo: “En los seminarios se aseguran de que los aspirantes sean varones de aspecto, en el ámbito social y cultural”.

El provincial de la Compañía de Jesús en Venezuela, Arturo Peraza, aseguró que la homofobia es consecuencia de una falta de formación en la Iglesia, pero también es parte de la cultura venezolana. En su experiencia, ha convivido con parte de ese colectivo y no lo refleja como una relación conflictiva porque priva el respeto, incluso la estima.


Papel definido. Sobre la participación de las mujeres en la religión, Basabe aseguró que su papel está muy bien definido: “La Iglesia tiene rostro femenino. Quienes más apoyan en el trabajo parroquial son las mujeres”.

De acuerdo con Peraza la preocupación no debe ser por un puesto de poder, pues las religiosas tienen grandes responsabilidades y a veces la incursión en los asuntos institucionales complican más le evangelización, en lugar de ayudar.

Virtuoso argumentó que aún hay mucho trabajo que hacer en esta materia y consideró honesto que el Papa dijera que no se está considerando por el momento ordenar a las mujeres: “Quizá en el futuro pueda evaluarse, dependiendo del consenso. Si muchas llevan una vida más activa que los hombres, ¿por qué no pueden ser sacerdotes?”.