• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

CDI entrega medicamentos cubanos sin registro sanitario en el país

Las píldoras que se entregan en los CDI no muestran el registro sanitario | Alexandra Blanco

Las píldoras que se entregan en los CDI no muestran el registro sanitario | Alexandra Blanco

La Federación Farmacéutica Venezolana afirma que la acción viola la Ley del Medicamento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Basta una visita a un Centro Diagnóstico Integral para obtener un frasco de atenolol. Sin contestar preguntas, sin dar explicaciones, sin revisión de exámenes o informes médicos, cualquier persona puede obtener pastillas para controlar la presión arterial.
El envase que recibe el paciente es de color blanco con letras azules. Está plagado de irregularidades, como la ausencia del número de registro sanitario cuya obligatoriedad está establecida en el artículo 58 de la Ley del Medicamento que señala: “Se prohíbe el expendio de medicamentos no registrados en el país”.
Al igual que el atenolol, las pastillas anticonceptivas trienor y el tratamiento para diabéticos metformina son entregados sin restricciones y sin las indicaciones que exige la norma, en los centros de salud de la red Barrio Adentro. Los fármacos son de fabricación cubana.
Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana, señaló que la acción viola la normativa sobre la distribución de medicinas y se salta las regulaciones más recientes emitidas por el despacho de Eugenia Sader en la materia.
“Si esos medicamentos no tienen registro sanitario es porque no pasaron por el Instituto Nacional de Higiene y es un ilícito farmacéutico. No puede ser que el ente regulador de la salud cometa esas irregularidades”, expresó.
Ceballos recordó que la ley vigente desde agosto de 2000 establece sanciones. Sin embargo, descartó que estas se produzcan por tratarse de la falla de una institución gubernamental.
“El incumplimiento puede implicar hasta cierre de un establecimiento, pero como estamos hablando del CDI, eso no sucederá. Queremos conocer cuál es la razón para no registrar esos medicamentos”, dijo.
Los principios activos de las tres medicinas metformina, atenolol y, en el caso de las pastillas anticonceptivas, levonorgestrel-etinilestradiol se encuentran en la lista de medicamentos que se pueden adquirir sin récipe, de acuerdo con lo establecido en las resoluciones 028, 030 y 035 del Ministerio de Salud.
Pese a que no requieren prescripción, la ausencia de registro sanitario significa, según lo establecido en la Ley del Medicamento, que no poseen estudios de bioequivalencia y biodisponibilidad en la población venezolana, es decir, no hay referencias de análisis que certifiquen que el contenido de los referidos productos son los que corresponden al principio activo ofrecido.
“Eso se presta a especulaciones porque el ente que garantiza que se cumpla con los estándares requeridos no lo está haciendo. Deberían recogerlos de inmediato hasta que tengan el registro que establece la ley”, afirmó Ceballos.

Empaques ilegales. Los empaques de los tres medicamentos distribuidos en los CDI representan una violación flagrante de las leyes venezolanas.
Las normas de la junta revisora de medicamentos del Instituto Nacional de Higiene y del Servicio de Contraloría Sanitaria del Ministerio de Salud son específicas en cuanto al contenido informativo de los empaques y las medidas dispensadoras de los medicamentos que se distribuyen en Venezuela. Los envoltorios deben contener la información detallada del fármaco y su fabricante, el principio activo, advertencias sobre reacciones adversas, instrucciones de uso y fecha de caducidad, entre otros datos.
Pese a ello, las presentaciones de metformina, atenolol y trienor no contienen o describen pocos de los datos requeridos. En el caso del primero, el laboratorio fabricante se llama Novatec y tiene sede en La Habana. El costo está expresado en pesos cubanos. Advierte que no debe consumirse bajo los efectos del alcohol.
Atenolol y trienor prácticamente no tienen información que aporte datos adicionales al nombre del medicamento y el número de tabletas que contienen. Ambos son fabricados por el Grupo Empresarial Químico-Farmacéutico cubano Quimefa.

Sin respuesta. El Nacional trató de comunicarse con el director del Servicio de Contraloría Sanitaria, Divis Antúnez, pero al cierre de esta edición no había sido posible.