• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Bañistas colmaron las playas pese a las dificultades

Por un toldo y dos sillas hay que pagar 250 bolívares | Foto William Dumont / Archivo

Los bañistas colmaron las playas de Vargas | Foto William Dumont / Archivo

Hay quejas de que líneas de transporte aumentaron tarifas para traslados a playas como Verde y Las Salinas. También reclaman fallas de agua y luz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los fuertes oleajes persistían en las playas de Vargas, donde el mar de fondo del sábado pasado afectó la planta de tratamiento de aguas residuales en Camurí Chico. Ayer, Hidrocapital trabajaba para solventar la contingencia; sin embargo, eso no impidió a cientos de bañistas ir al litoral a disfrutar del asueto.

Algunas personas se quejaron de que líneas de transporte que salen desde Caracas cobran tarifas de más de 100 bolívares y no llegan hasta los balnearios más lejanos del estado, como Playa Verde, Macuto o Las Salinas, por lo que muchos bañistas se quedan varados hasta entrada la noche, con el agravante de que esas zonas carecen de buenos servicios. “Hay partes que están en tinieblas porque el alumbrado no funciona y Corpoelec no responde”, dijo Cila Romero, comerciante. Explicó que quienes no tengan vehículo particular y quieran llegar a esa zona, deben tomar carros piratas que cobran entre 30 y 50 bolívares.

Sin embargo, las paradas establecidas por el Metrobús y BusVargas para trasladar a bañistas en Carnaval desde Caracas hasta el litoral han tenido gran afluencia desde el fin de semana, y cobran 20 bolívares.

En las playas de Taguao y Las Salinas hay tramos de la carretera que están intransitables y con fallas de borde. Además, allí hay pocos servicios de comida y desde hace años no funcionan los baños. Por el uso de ese servicio en algunos restaurantes hay que pagar 10 bolívares.

Seguridad. Aunque tradicionalmente los organismos de seguridad hacen patrullaje en las playas más concurridas, como Playa Verde, Candileja, Macuto, Camurí Chico y Sheraton, en esos lugares tanto comerciantes como el público estaban alerta porque la cantidad de funcionarios era menor que en temporadas anteriores.

Romero, que tiene sus ventas en Playa Verde, dijo que la inseguridad los mantiene en zozobra: “Está un poco controlada por el operativo en estos días de asueto, pero estamos en una zona insegura porque los patrullajes de la policía son nulos”.

Ayer algunos miembros de los 19 grupos de voluntarios adscritos a Protección Civil regional estaban acompañados de 2 bomberos. Policías y guardias nacionales cumplían  labores de control en Playa Verde, Pariata, Macuto y Caribe.

En balnearios como Taguao y Las Salinas, en el oeste del litoral, no había salvavidas a pesar de la masiva presencia de bañistas.

Hasta ayer se habían reportado un fallecido y un desaparecido en el estado.

Sin embargo, a pesar de las carencias y las dificultades para trasladarse hasta Vargas, quienes decidieron ir a estas playas buscaron la manera de disfrutar. Entre las opciones estuvo un sancocho para 380 personas organizado por los comerciantes de playa Candileja, y la Ruta de la Empanada, promovida por la gobernación para incentivar el turismo. El Ministerio del Deporte se hizo presente con su tradicional festival creativo de playa, río y montaña.