• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

El Buscaracas comparte su canal con motos y vehículos oficiales

La policía permite la circulación de vehículos oficiales por el carril exclusivo | FOTO WILLIAM DUMONT

La policía permite la circulación de vehículos oficiales por el carril exclusivo | FOTO WILLIAM DUMONT

El sistema debería funcionar como una vía exclusiva para el transporte público. La falta de policías genera anarquía en la zona 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Camiones del aseo, motorizados y vehículos oficiales, incluida la caravana presidencial con su cuerpo de escoltas, utilizan el carril exclusivo del Buscaracas. El sistema fue inaugurado en 2012 para funcionar como un BRT (Bus Rapid Transit) que en otras ciudades da prioridad al transporte público por un canal de la calzada y el resto de los canales de una calle queda para los vehículos particulares.

La implementación del corredor no establece sacar el resto de los autobuses de la vía. El transporte público va por todas los canales entre las avenidas Fuerzas Armadas y Nueva Granada. En tres años de servicio parte de los conductores no ha tomado conciencia de que la vía está dedicada al transporte público y los motorizados la han tomado como suya, pese a que existe una sanción administrativa de 10 unidades tributarias para quienes sean detenidos por uso indebido el carril.

“En la vía tienen prioridad los vehículos oficiales, los uniformados y las ambulancias”, reconoció un oficial de la Policía de Caracas encargado de custodiar la estación La Bandera. El funcionario aseguró que la mayoría de las infracciones son cuando el tráfico se congestiona en la avenida Nueva Granada.

A Orlando Giménez lo detuvieron hace un mes por conducir su moto en el carril exclusivo cerca de la estación La Hoyada, pero no recibió ninguna sanción: “Estuvieron a punto de retenerme la moto, pero el oficial que me paró me conocía, sabía que yo trabajo cerca y me dejó ir”.

No aplicar las sanciones da pie a los motorizados para continuar infringiendo la norma. “No sancionar la infracción la deja como inexistente y da paso a la impunidad. El motorizado sabe que no pasará nada si utiliza el carril, lo que causa un problema con el ejercicio de la autoridad”, afirmó el sociólogo Omar Hernández, especialista en seguridad vial.

Los peatones también caminan por el carril. En algunos casos incluso se lanzan a la vía desde la estación, pues las puertas de vidrio que deberían abrirse solo cuando el vehículo llega a la parada están abiertas de forma permanente. “Un principio de seguridad es separar por canales distintos los vehículos según su peso y su velocidad. Una moto puede pesar 600 kilos, el motorizado 80 kilos, pero el bus pesa 3 toneladas. Lo mismo aplica para el peatón, que se empeña en atravesar la vía que ni siquiera está señalizada para eso”, dijo Hernández.

Custodia policial. Desde la entrada en servicio del Buscaracas, las estaciones han sido custodiadas por organismos de seguridad: primero, por la Policía Nacional Bolivariana y ahora por Policaracas.

En julio de 2014 la Policía Municipal anunció un operativo y desplegó 9 oficiales en cada estación del servicio. Había 100 policías, divididos en 3 grupos, entre las 5:30 am y las 11:00 pm.

Sin embargo, su presencia ha disminuido al punto que hay estaciones sin vigilancia.

“La policía les llaman la atención a veces. Antes, cuando era la PNB la que custodiaba, había más oficiales”, dijo María Elena Rodríguez, que trabaja frente a una de las estaciones. Afirmó que debe haber un operativo permanente que se responsabilice de hacer cumplir las normas del sistema que moviliza a diario a 15.000 personas y que está bajo administración del Metro de Caracas. Aseguró que la ausencia de controles es una de las causas para que se registren alrededor de 1.500 muertes de motorizados anualmente.