• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Benedicto XVI: El nacimiento de Jesús fue real, pero no había mula ni buey

"La infancia de Jesús", tercer libro de la trilogía de Joseph Ratzinger-Benedicto XVI / EFE

"La infancia de Jesús", tercer libro de la trilogía de Joseph Ratzinger-Benedicto XVI / EFE

Joseph Ratzinger publicó un nuevo libro sobre el nacimiento de Cristo, donde defiende la virginidad de María e ilustra los matices que ha dado la tradición al hecho “real”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Benedicto XVI público un nuevo libro dedicado a la figura de Cristo titulado “La infancia de Jesús”, en donde resalta el nacimiento de Jesús y la virginidad de María.

Diarios españoles resaltaron el estudio de la iconografía que hace la publicación, en donde Joseph Ratzinger asegura que no hubo ni mula ni buey y la estrella era una supernova.

El texto destaca una pregunta fundamental para la fe cristiana: “¿Es cierto que Jesús fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo y nació de Santa María Virgen?”, a lo que el Papa contestó: “Sí, sin reservas”.

Sin embargo, le quita la razón a San Agustín, quien dejó escrito que María hizo un voto de castidad y se encomendó a José para que la protegiera.

Benedicto XVI destaca que esa historia “está fuera del mundo judío en el tiempo del nacimiento de Jesús”. Para Ratzinger la fecha corresponde al año 15 del imperio de Tiberio César, entre el 6 y el 7 antes de Cristo, coincidiendo con una conjunción de los planetas Júpiter, Saturno y Marte.

Es así que el Papa reescribe los textos de Lucas y Mateo.

“¿De dónde pudieron sacar los dos evangelistas la historia que cuentan?”. Según el Papa proviene de María, porque “sólo ella podía referir el evento de la Anunciación”.

El tercer capítulo del libro está dedicado al nacimiento de Jesús, donde se detalla que la Virgen envolvió a su hijo en pañales, pero como cualquier otra madre en sus circunstancias, esto es, con amor pero “sin sensiblería”.

Ratzinger asegura que fue la tradición la que colocó un pesebre en el cuadro, representación del altar, y unas gasas como anticipo de la hora de su muerte.

Enfatiza cuando dice que en “el portal no había animales” y asegura que el nacimiento de Jesús no es un mito, sino “una realidad”. “Historia, historia real, acontecida, historia interpretada y comprendida con base a la Palabra de Dios”.