• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Tenemos que superarnos, a pesar de todos los problemas”

Lennín Silva se graduó gracias al respaldo del programa | Foto: Williams Marrero/El Nacional

Lennín Silva se graduó gracias al respaldo del programa | Foto: Williams Marrero/El Nacional

La asociación civil ha ayudado económicamente a 11.423 jóvenes para evitar la deserción escolar. Lennín Díaz es pionero en recibir el beneficio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lennín Díaz supo a los nueve años de edad que para sobrevivir necesitaba creer en sí mismo. En ese entonces vivía con sus padres y su hermano gemelo, pero los progenitores se separaron y por razones económicas su padre decidió llevarlo a la casa hogar Virgen de los Dolores, en Quinta Crespo.

De esto hace 14 años. Hoy en día es gerente de tres tiendas de lavandería Quick Press en Las Mercedes y aunque no ha terminado la carrera de Comunicación Social, en la UCAB, lleva el quinto semestre aprobado. Con solo 23 años de edad asegura tener un plan de vida. Un objetivo que lo guía y lo invita a continuar, sin importar los tropiezos que se han dado en el camino.

La tenacidad natural que lo ha hecho salir adelante ha contado con el respaldo de valiosos padrinos. En la casa hogar adquirió valores y luego recibió el apoyo del programa Queremos Graduarnos, una iniciativa del sector privado que beca a estudiantes en situación de vulnerabilidad para que culminen exitosamente su bachillerato y se evite, por todas las vías, la deserción escolar. El apoyo que brinda es un muro de contención para los complicados 14 años, la edad cuando los jóvenes más dejan la escuela.

La asociación civil nació en el año 1990 con el auspicio del Rotary Club de Chacao, para apoyar a tres jóvenes de la Escuela Técnica Presidente Kennedy, de la red de Fe y Alegría, ubicada en el barrio Bolívar, en Petare. Hoy en día han apoyado a 11.423 jóvenes al otorgarles un apoyo económico que les permite pagar la inscripción y parte de la mensualidad de sus estudios, más otros gastos como el transporte, además de ofrecerles talleres de crecimiento personal sobre temas como drogas, liderazgo y sexualidad.

Lennín es uno de los beneficiarios pioneros del programa. Recibió la ayuda durante tres años: desde que cursaba el 4º año en la Escuela Fe y Alegría, de La Rinconada, y tenía 16 años de edad, hasta que se graduó de técnico medio en Informática. De allí que resalte y agradezca su presente exitoso a esta iniciativa que ahora es financiada por las compañías afiliadas a la Cámara Venezolana de Franquicias, el Rotary Club y la CAF.

“Con esta organización aprendí que tenemos que superarnos, a pesar de todos los problemas. He tenido muchísimas dificultades, pero siento que la vida es una sola. Uno se cae mil y un veces, y las mil y un veces hay que levantarse. Las tempestades pasan y todo tiene solución”, aseguró sonriente Lennín.

Queremos Graduarnos cree que los beneficios deben repercutir en la comunidad. Los alumnos becados son seleccionados por su perfil socioeconómico y por el riesgo que corren de desertar de la escolaridad. Solo se les exige que hagan labor social en su entorno. “Este país requiere de personas que aporten soluciones”, explicó Milagros Vezga Godoy, directora de la asociación civil, a un grupo de jóvenes que el viernes 7 de noviembre escuchaban una charla introductoria sobre el programa, en la Escuela Técnica Popular Don Bosco, en Los Ruices.

Al momento de presentarse los alumnos decían su edad, el año escolar y la especialización que cursaban (contabilidad, electrónica y tecnología gráfica, entre otras), así como también los lugares de donde provenían: Turumo, Carpintero, Julián Blanco, La Agricultura, Barrio Bolívar y Caucagüita.

Para el año escolar 2014- 2015, Queremos Graduarnos desplegará el programa en 19 instituciones educativas, en la que se beneficiarán 632 jóvenes inscritos. Los colegios y escuelas están divididos en cuatro módulos: Coche, La Vega y Cota 905; Petare, Los Ruices y Chapellín; Antímano, Artigas, Catia, 23 de Enero y La Pastora, y San Agustín del Sur, Sarría, Los Teques y Montalbán. Estas son algunas de las zonas donde empezarán a germinar los cambios. Pues, como dice Juan Silva, creador del programa: “El problema del país se resuelve con educación y allí estamos para lograr esta meta”.