• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Bancaribe trabaja en la difusión  de la música y la historia

La inversión social tiene un presupuesto anual mínimo de 1,7% de las utilidades de la entidad financiera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

RESPONSABILIDAD SOCIAL 150 biografías fueron editadas con el programa cultural

 

La creación del Banco de Gente Emprendedora (Bangente) en 1996 fue la primera acción de vinculación directa con las comunidades que emprendió Bancaribe. En esa fecha también comenzó la alianza con el Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, la carta más visible del programa de inversión social al que Bancaribe destina un mínimo de 1,7% de las utilidades anuales para distintos proyectos.

“Las primeras giras que hicieron las orquestas a Europa fueron con nuestro patrocinio. La publicación de la periodista Chefi Borzaccini que hicimos acá, les sirvió como carta de presentación en el mundo. El Sistema de Orquestas representa ese ideal de inclusión social que queremos apoyar”, dijo Miguel Ignacio Purroy, presidente de Bancaribe, en la presentación del primer informe “Una trayectoria de responsabilidad y compromiso social 2010- 2012”.

La evolución del apoyo a la música nacional derivó en la creación del Festival de Juventudes, en el que en ocho ediciones Bancaribe patrocinó la difusión de otros ritmos más allá de los clásicos. Igual sucede con el Festival de Coros en el que participan más de 1.200 niños cada año para mostrar su talento musical.

“En nuestro eje musical queremos darle cabida a las nuevas cohortes del sistema que se dedican a la música popular, pero además estamos enfocados en llegar a las diferentes regiones del país. Nuestra meta es que la sociedad de cada estado también pueda involucrarse en el apoyo de cada uno de los núcleos del Sistema de Orquestas Sinfónicas”, indicó Érika Schmid, directora asociada de Responsabilidad Social Corporativa de Bancaribe.

 

La reivindicación del pasado. La historia es el segundo eje más resaltante de la labor social de la entidad financiera. De un lado está la colección de 150 títulos de  biografías editadas desde 2005 en colaboración con El Nacional y por otro, el programa de “Historia en las aulas” que emprenden con la Universidad Católica Andrés Bello y el Grupo Utopía.

“El desarrollo del premio Rafael María Baralt llega ahora a su cuarta edición y es el reflejo más exacto de lo que queremos hacer: vincular a los jóvenes a la historia. El premio se enfoca en reconocer a los investigadores que dan sus primeros pasos, pero el plan es que el próximo año podamos ampliar más el programa en las escuelas con los niños”, apuntó Schmid.

Las Olimpiadas de Historia –como se llama el programa– es una competición en la que participan estudiantes de quinto y sexto grado de primaria de 23 escuelas de la parroquia La Vega. Los ganadores no son los únicos beneficiados en la jornada donde también se preparan guías de estudio sobre distintos períodos de la historia venezolana y se editan otros materiales didácticos. 

116 instituciones respaldadas

Con la figura de donaciones y colaboraciones, Bancaribe suma 116 organizaciones beneficiadas. En las que figuran, por ejemplo, la Fundación Francisco Herrera Luque, dedicada a la promoción de la lectura; la Fundación Rómulo Betancourt, que edita materiales sobre la edificación de la democracia en el país; la Fundación Pedro Grases, dedicada al historiador venezolano y también a otras instituciones como la Asociación de los Amigos del Arte Colonial.